En alianza con ONGs locales, trabajan para brindar soluciones a las comunidades más vulnerables de Chaco, Jujuy, Salta, Santa Fe y Santiago del Estero.

Salta, 8 de junio de 2020.- Desafíos como los que plantea la pandemia del coronavirus invitan a despojarse de las formalidades y a actuar con urgencia. Por eso, apenas días después de dar a conocer los ganadores de la 13ª edición del Concurso de Agua, que premió a tres proyectos que van a mejorar el acceso a este recurso en comunidades rurales y pueblos originarios del norte argentino, la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), Coca-Cola Argentina y Arca Continental volvieron a unir fuerzas para una acción especial: seleccionaron a otras cinco iniciativas que buscarán mitigar, específicamente, el impacto del Covid-19 en los sectores  de nuestro país más expuestos a las consecuencias del virus.

“Para una organización de conservación y desarrollo sustentable como Vida Silvestre es imposible pensar en trabajar en estos temas sin tener en cuenta a la gente”, explicó Manuel Jaramillo, Director General de FVSA. “Por eso, cuando Coca-Cola nos propuso colaborar con las personas que se encuentran en situaciones tan vulnerables frente a la pandemia dijimos inmediatamente que sí. Celebramos y promovemos activamente este tipo de iniciativas”, amplió.

Este nuevo proyecto en común puso a disposición un total de $6.750.000 aportados por la Fundación Coca-Cola, para financiar cinco proyectos que ya comenzaron a tomar forma en ciudades y pequeñas comunidades de ocho provincias argentinas. Uno de los criterios de la convocatoria fue apoyar iniciativas de organizaciones que trabajen sobre aspectos sanitarios y que ya hubieran ganado alguna vez el Concurso de Agua, una garantía de confianza para los organizadores, que ya conocen sus metodologías de trabajo.

Acerca de los proyectos

1.     Proyecto: Seguimiento de enfermedades crónicas y desestabilizantes en el Hospital de Día Ambulatorio del Impenetrable, La Casa de la Medicina Rural y el Centro Nutricional y de Desarrollo Materno Infantil. | ONG: Asociación Civil La Higuera.

Provincia: Chaco | Alcance: 3.000 pacientes  (80 % Wichis / 20 % Criollos)

Desafío: Según estimaciones de la Asociación Civil La Higuera, cerca del 80% de los problemas de salud que motivan las 1.800 consultas mensuales del Programa de Salud Rural están vinculados con el agua, especialmente en el área materno infantil: diarreas, parasitosis, deshidratación, conjuntivitis, y problemas de la piel entre otros. Debido a la escasa la posibilidad del acceso al agua por gran parte de la  población, el estado sanitario de la comunidad en general es grave. Actualmente, las comunidades indígenas y los criollos pobres de esta región toman agua de pozos, charcos y represas que comparten muchas veces con los animales domésticos y silvestres que allí cohabitan.

Trabajo puesto en marcha

Ubicado en el paraje Las Hacheras, el pediatra Gustavo Farruggia, fundador y director de la Asociación Civil La Higuera, está a cargo del centro de salud y nutrición que lleva el mismo nombre y brinda atención a 3.500 familias criollas y wichis de la zona. Desde que recibieron el premio de $380.000 del 12° Concurso de Agua, trabajan para proveer agua no sólo para las actividades que se desarrollan en el centro, sino también para que las propias familias puedan llevar bidones a sus hogares.

Lo hicieron posible a través de la compra de dos tanques de agua de 10.000 litros cada uno, la instalación de un sistema de riego por goteo para la huerta y otro de captación de agua de lluvia con canaletas en los techos. Además, adquirieron una nueva bomba de agua y a través de un sistema de ósmosis inversa se desalinizará el agua subterránea.

En el contexto de la emergencia sanitaria, Coca-Cola, la Fundación Vida Silvestre y Gustavo Farruggia volvieron a sumar fuerzas. A 90 kilómetros por camino de tierra del centro de salud rural La Higuera, funciona  desde hace dos meses un hospital ambulatorio de día donde los médicos se ocupan de casos crónicos y pacientes terminales. El aporte que recibieron servirá para adquirir material de construcción para habilitar nuevos consultorios, pero también para comprar equipamiento médico y de laboratorio, métodos de diagnóstico rápido para coronavirus, un ecógrafo móvil y materia prima para producir alimentos, entre otras necesidades urgentes.

2.     Proyecto: Instalación de Centro de Pediatría en el Hospital Jorge Vázquez en Tres Isletas, Departamento Maipú | ONG: Asociación Civil Escuela de Deportes Deportivo Maipú

Provincia: Chaco |  Alcance: 650 niños y niñas y  20 espacios públicos y barrios vulnerables

Desafío: Incrementar la capacidad asistencial instalada en pediatría para mantener aislados a pacientes con síntomas leves provenientes de los diferentes barrios y zonas rurales del Departamento de Maipú, zona que concentra una alta densidad de población dedicada a la actividad agrícola, ganadera y forestal en el campo. La principal necesidad es contar con un espacio especial para niños y niñas con síntomas que vivan en condiciones de hacinamiento para evitar el contagio en el hogar. 

Trabajo puesto en marcha

Ubicada a las puertas del Impenetrable chaqueño y a 250 kilómetros de Resistencia, Tres Isletas es la localidad cabecera del departamento de Maipú, un territorio complejo y diverso que combina áreas urbanas y rurales, donde abunda la producción agropecuaria, y zonas en las que se formaron pequeñas colonias alejadas de todo. En plena pandemia del coronavirus, ese escenario representa un desafío enorme para el Servicio de Pediatría del Hospital Jorge Vázquez, que absorbe toda la demanda de atención médica infantil del lugar –en un mes normal 650 niños se realizan allí controles médicos de rutina– y cuya estructura necesita ser apuntalada para afrontar una emergencia sanitaria.

Ante esta realidad, la Asociación Civil Escuela de Deportes Deportivo Maipú decidió poner manos a la obra y elaboró un plan para equipar una sala temporaria en la que se puedan mantener aislados a pacientes infantiles que presenten síntomas leves de Covid-19.

La propuesta de la institución que comanda Marcela está dividida en dos: la mayor parte de los $1.125.000 aportados por la Fundación Coca-Cola se destinarán a acondicionar un espacio del hospital en Tres Isletas para recibir casos positivos de coronavirus. La iniciativa, que ya está en marcha, permitirá contar con 10 camas completas y sus respectivos tubos de oxígeno, además de biombos, herramientas e insumos para el personal de salud y los pacientes, como barbijos, alcohol en gel, máscaras y hasta trajes epidemiológicos.

Conscientes de las otras problemáticas que enfrenta la zona, el resto del dinero se utilizará para la compra de dos motoguadañas que permitirán desmalezar los espacios públicos, una forma de colaborar con la prevención de enfermedades frecuentes como el dengue. “Como formadora de niños, la escuela de deportes no es ajena a la situación que la rodea, por eso es importante encabezar este tipo de proyectos y tenderle una mano a la comunidad toda”, afirmó Marcela Duarte, Directora de la Escuela de Deportes Deportivo Maipú.

3.     Proyecto: Higienizadores solares móviles en Tilcara, Purmamarca y la Quebrada de Humahuaca | ONG: Fundación EcoAndina

Provincia: Jujuy | Alcance: 150 personas  por día

Desafío: En la Quebrada de Humahuaca y en la Puna jujeña, igual que en otras regiones semiáridas del país, la falta de acceso al agua corriente y a insumos básicos como sanitarios adecuados y desinfectantes dificultan la higiene de manos. Además, en esta región de tanta amplitud térmica, el agua corriente sale a temperaturas extremadamente frías, a punto de congelación en invierno, lo que dificulta el accionar del jabón para desinfectar.

El problema se agudiza en las ferias y en los mercados populares, donde las personas se proveen diariamente de los artículos básicos del consumo, como carne, frutas y verduras frescas. La mayor parte de los mercados y ferias, paradas y terminales de ómnibus, centros vecinales, clubes deportivos y centros educativos de muchos pueblos rurales del interior de la provincia de Jujuy no poseen la infraestructura sanitaria a la altura de los requerimientos de la situación pandémica actual.

Trabajo puesto en marcha

El lavado de manos es una de las herramientas más efectivas para prevenir el contagio de muchísimas enfermedades, incluido el del coronavirus. Pero aunque parezca una medida básica y sencilla de implementar, lo cierto es que muchas veces no está al alcance de todos. Eso fue lo que tuvieron en cuenta desde la Fundación EcoAndina cuando imaginaron el higienizador solar móvil, un original proyecto que buscará mejorar las condiciones de salud de la población rural de la Quebrada de Humahuaca, en particular en los mercados y espacios públicos.

El proyecto contempla la construcción de cuatro carros portátiles con un termotanque de 50 litros, grifo dosificador, pileta lavamanos, jabón, luces, una torre de desinfección y un horno para esterilizar productos. Como la idea es lograr la eficiencia de todos los recursos utilizados, para aprovechar las características de la región cada carro contará con un panel fotovoltaico para abastecerse de la energía del sol, que será su único “combustible”.

“Hay muchas medidas sanitarias que son muy importantes en este contexto de pandemia, pero que en las zonas rurales no se pueden cumplir porque la realidad que allí se vive lo impide”, explicó Silvia Rojo, Directora de la Fundación EcoAndina. Y agregó: “Esto excede al coronavirus: a diferencia de lo que pasa en las ciudades, en el campo mucha gente no está al tanto de los riesgos a los que se expone cuando entra en contacto con alimentos y otros objetos sin tomar las medidas de higiene necesarias”.

El objetivo es ubicar estos dispositivos de higiene en las plazas principales y los accesos a los mercados centrales de Humahuaca, Tilcara y Purmamarca, además de ferias, paradas de transporte público y en parajes menores. Para eso se articulará con instituciones locales (para contar con operadores capacitados) y con los municipios, los encargados de otorgar los permisos para la instalación en la vía pública. La meta es poder alcanzar al menos a 150 personas por día.

4.     Proyecto: Insumos médicos y capacitaciones en prevención en comunidades rurales y pueblos originarios |ONG: Fundapaz

Provincias: Santa Fe, Santiago del Estero, Salta y Jujuy | Alcance: 10.000 personas.

Desafío: Alejados de todo y con problemas estructurales que dificultan su progreso, los poblados indígenas y campesinos del norte argentino enfrentan un desafío doble ante la pandemia del coronavirus: atender las cuestiones sanitarias para prevenir los contagios y eludir el impacto socioeconómico de aislarse todavía más de lo habitual.

Trabajo puesto en marcha

Con conocimiento de causa y amplia trayectoria en las provincias de Jujuy, Salta, Santa Fe y Santiago del Estero, la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (Fundapaz) no dudó en sumarse a la convocatoria de Fundación Vida Silvestre (FVSA) y Coca-Cola Argentina para  apoyar iniciativas que ayuden a mitigar las consecuencias del Covid-19 en zonas relegadas, y presentaron un proyecto sanitario que alcanzará al menos a 10.000 personas de esa región del país.

En total, la iniciativa recibió $1.125.000 y se prepara para ejecutarlos con celeridad para cumplir los objetivos pautados y dar asistencia y seguimiento en 11 localidades, que es donde consideran que están las necesidades más urgentes: en Jujuy, dirán presente en Bananal y Yuto; en Santa Fe, en Vera; en Salta, en Embarcación, La Unión, Los Blancos, Morillo y Santa Victoria Este; y en Santiago del Estero, en Boquerón, Robles y Brea Pozo.

Estamos bastante preocupados por lo que dejará la pandemia. Estas comunidades ya arrastraban problemas alimenticios, déficit de agua y realidades como centros de salud con grandes carencias de insumos, por lo que son altamente vulnerables ante el virus y podrían salir muy debilitadas”, relató Gabriel Seghezzo, Director de Fundapaz.

Con la particularidad de haber ganado dos veces el Concurso de AguaFundapaz ahora buscará alcanzar a por lo menos 10.000 personas con un proyecto de abastecimiento y apoyo a comunidades campesinas e indígenas de esas localidades. Además de entregarles 8.000 kilos de insumos básicos para sus postas sanitarias y salas de primeros auxilios (termómetros infrarrojos, alcohol en gel, jabón, desinfectantes y kits que incluyen barbijos, guantes y gafas), se realizarán 10 capacitaciones sobre conceptos de prevención e higiene a través de la gestión segura del agua.

5.     Proyecto: Salud productiva y soluciones a largo plazo en cinco provincias | ONG: Fundación EPyCA.

Provincias: Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, La Rioja, Neuquén, Córdoba y Santiago del Estero | Alcance: 2.500 personas

Desafío: Disminuir el riesgo de propagación del virus y desarrollar estrategias productivo- sanitarias que contribuyan a mitigar el impacto económico, productivo, y social generado por la pandemia en comunidades vulnerables que tienen mayores dificultades para superar el aislamiento social. Además, trabajar en contexto post-pandemia en donde estás comunidades se verán particularmente afectadas por la situación económica.

Trabajo puesto en marcha

Aprovechando sus 60 años de experiencia en el trabajo comunitario en todo el país, el Equipo de Producción y Construcción Alternativa (EPyCA) propuso un proyecto de corte federal llamado “Salud Productiva” (SaP), que llegará a Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Santa Fe y Santiago del Estero. Tomando como ejes los aspectos comunitarios, productivos, de enseñanza y de salud, la propuesta contempla el aporte de insumos de higiene y prevención, apoyados por servicios de concientización, contención y terapia. Y también plantea acciones estructurales para mejorar y potenciar la capacidad ya instalada en los procesos de producción de esos territorios, pensando en el impacto negativo que dejará la pandemia en las economías regionales.

La planificación conjunta con los beneficiarios para que las medidas sean las adecuadas a la realidad de cada territorio, es la clave de la iniciativa que aborda las múltiples problemáticas de cada lugar desde cuatro pilares fundamentales que se interrelacionan: salud, producción, desarrollo comunitario y formación. “Nuestra idea es la de generar bienes y servicios a través de los procesos productivos”, explicó Mercedes Gagneten, Presidenta de EPyCA y al frente de un equipo de unas 100 personas abocadas de lleno a hacer realidad este proyecto, que entre otras acciones contempla la reactivación de las economías barriales para que cada familia se genere sus propios alimentos.

Con una mirada integral, SaP no se trata únicamente de dar asistencia sanitaria en tiempos de crisis o talleres para producir más y mejor, sino que el foco también está puesto en mantener a la población emocionalmente en forma. “Hay quienes no van a estar activos pero necesitan una comunidad para encontrarle el sentido a la vida y, de esta manera, no deteriorar su sistema inmunológico”, contó Mercedes, en relación a un paquete de acciones que incluye apoyo escolar, contención a adultos mayores y actividades para fortalecer la resiliencia en momentos difíciles.

En total, en EPyCA estiman alcanzar a unas 2.500 personas de 17 territorios de siete provincias, tanto de grandes ciudades como de pequeños poblados rurales,: en Buenos Aires habrá acciones en 25 de Mayo y Mar del Plata; en Chaco, en Resistencia; en Córdoba, la ayuda se centrará en Río Cuarto, en los barrios Alberdi, Banda Norte y Las Higueras; en La Rioja, en el barrio El Condado, de Villa Castelli; en Neuquén, en la capital provincial y en Junín de los Andes; en Santa Fe, en Fortín Olmos y en los barrios Colastiné Sur, Cabal y Las Lomas y Villa del Parque de la ciudad capital; y en Santiago del Estero, en los parajes Bandera Bajada, El Cruce, Huaca Huañuna y La Manga.