Buenos Aires, 30 de septiembre de 2020.- Coca-Cola desmiente categóricamente que esté contemplando un traslado de sus operaciones en Argentina. La compañía y sus embotelladores seguirán operando en el país con el mismo compromiso con que vienen haciéndolo desde hace 78 años.

A nivel mundial, Coca-Cola está realizando una reorganización de su estructura con el objetivo de acelerar su estrategia de crecimiento para convertirse en una compañía total de bebidas que opere en una red global interconectada, combinando la capacidad de su escala global con las necesidades locales de los mercados.

En América Latina, la reorganización contempla la creación de tres nuevas zonas geográficas que trabajarán en estrecha colaboración con los equipos de liderazgo globales. Argentina se integrará en la nueva estructura para el sur de la región, que incluye también a Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia.

Compromiso con Argentina

Consistente con su compromiso con el desarrollo del país, el día de ayer Coca-Cola anunció un plan de inversión de $770 millones orientado a la reactivación económica de más de 25.000 pequeños comercios de todo el país, lo que reafirma su compromiso con el desarrollo y crecimiento de su extensa y heterogénea cadena de valor.

El 90% de los 264.258 clientes de Coca-Cola en el país pertenecen al canal tradicional: kioscos y almacenes de barrio que representan el principal ingreso familiar y cumplen un rol esencial en su comunidad, por lo que la reactivación económica de este sector es una prioridad.

Coca-Cola tiene una estrecha relación con Argentina, con compras anuales por US$500 millones en productos e insumos de economías regionales, cimentada en una sólida cadena de valor.

Producción y empleos

El Sistema Coca-Cola en Argentina cuenta con 11 plantas productivas en el país, donde se producen y embotellan más de 80 opciones de bebidas que son transportadas desde 92 centros de distribución por los 1.200 vehículos que las hacen llegar a cada rincón del país.

La Compañía genera a nivel local más de 12.000 empleos directos y externos en toda la cadena de valor y comercialización y 160.000 empleos indirectos en todo el país.