Padres y madres con sus hijos, abuelos con sus nietos, parejas, grupos de amigos y compañeros del trabajo. Personas con la camiseta de la selección Argentina, la de Colombia, el Manchester United y del Caracas Fútbol Club. Nadie quiso perderse la oportunidad histórica de ver y sacarse una foto con la Copa del Mundo de la FIFA. Y los feriados de Semana Santa dieron el marco ideal para convertir La Rural de Buenos Aires en una verdadera fiesta premundialista.

“Hoy es mi cumpleaños y cuando me enteré de que iba a estar la Copa, ni lo dudé: la mejor manera de festejarlo es venir a conocerla”, deslizó eufórico Nicolás, el día en que le tocaba apagar las 32 velitas. Cerca de él, Ana, jugadora amateur de fútbol y profesora de educación física, aseguró: “Estoy haciendo realidad un sueño, no lo puedo creer. Desde hace varios días me reservé el sábado para venir acá y ahora que tengo la foto con la Copa estoy súper emocionada”.

Alegría, sorpresa, y la certeza de estar ante una oportunidad única fueron algunas de las sensaciones que vivieron las 30.000 personas que entre el 30 y el 31 de marzo salieron de La Rural con una decisión importante para tomar: ¿Dónde colocar su foto con la Copa del Mundo? “Yo la voy a llevar al colegio y se la voy a mostrar a todos mis amigos”, explicó sin dudar, desde sus 10 años, Julián. “La voy a pegar en la heladera para poder verla cada vez que me prepare el desayuno”, imaginó Magalí, de 26 años.

Además de la posibilidad de obtener la instantánea tan deseada, los fanáticos del fútbol pudieron disfrutar de diferentes actividades: jugar al fútbol tenis, al metegol, posar para  una cámara de fotos que generaba una figurita con la cara y el nombre del visitante para el Álbum de Rusia 2018, y visitar un museo con reliquias de los diferentes mundiales.

Organizado por Coca-Cola y la FIFA, el Trophy Tour es el evento global que permite a  millones de personas de todos los continentes cumplir el sueño de ver de cerca el trofeo más famoso del planeta. Esta gira de la Copa, previa al Mundial de Rusia, comenzó en septiembre de 2017 en el país anfitrión y cuando finalice, pocos días antes del inicio del torneo, habrá atravesado más de 50 naciones y recorrido 152.000 kilómetros. En la Argentina, donde estuvo siete días, la gira pasó por Tucumán, Berazategui, Buenos Aires y Rosario.

Los ex campeones también se divirtieron

Fillol, Pumpido, Tarantini, Brown, Garré, Olarticoechea, Burruchaga, Enrique, Giusti, Batista, Tapia, Villa y Bertoni. Dicho de corrido podría ser el equipo de los sueños de cualquier director técnico (con opciones en varios puestos para ir rotando), pero en este caso se trata de los ex campeones que también disfrutaron de la experiencia del Trophy Tour de Coca-Cola y la FIFA. Una vez finalizado el evento para el público, La Rural cerró sus puertas y quedó el espacio exclusivamente para los campeones argentinos del ’78 y el ’86. Divertidos, aprovecharon para levantar nuevamente el trofeo más codiciado del planeta. 

Jugador indiscutido de la selección de 1986 (participó de los siete encuentros de Argentina en México), Julio Olarticoechea tenía una deuda pendiente: conseguir su propia foto con la Copa del Mundo. “Aunque no lo crean, hasta hoy no tenía ninguna imagen en la que esté yo solo con la Copa. Ésta que me saqué hoy es súper especial para mí. La voy a mandar enmarcar para colgarla en mi casa”, reconoció entusiasmado “El Vasco”.

Pero ésa no fue la única revelación: héroes del ‘78 y el ’86, los dos arqueros que hicieron historia con la selección argentina, nunca habían estado juntos en una presentación, entrevista o evento. Coca-Cola lo hizo posible. Durante la conferencia de prensa brindada en el predio de la AFA apenas la Copa aterrizó en Buenos Aires –el jueves 29 de marzo–, el Pato  Fillol y Nery Pumpido aprovecharon para posar y obtener su propia foto inolvidable. “Es un momento único. Nunca nos habíamos juntado, y encima lo hacemos en este contexto, con la Copa de por medio”, celebró el Pato.  

El 14 de junio arranca el Mundial en Moscú. Un mes después, 23 jugadores levantarán la Copa de la FIFA, la misma que 106 días antes llegó a las heladeras de las casas, las habitaciones, las carpetas y los corazones de los argentinos, que dejaron todo para ir a visitarla.

Si querés saber más sobre Coca-Cola y el Trophy Tour hacé click acá