Basta observar la imagen de Daniel Passarella levantado la Copa del Mundo en el Monumental en 1978 o la de Diego Maradona besándola en el Estadio Azteca en 1986 para confirmar que entre la Argentina y el venerado trofeo de la FIFA existe una idílica historia de amor. En el país, el fútbol es pasión. A tal punto que para los niños aprender a caminar no significa dar pasos, sino patear una pelota y gritar “gol”. Nada de soñar con ser astronautas y viajar a la luna; para ellos la gran meta es convertirse en el nuevo Messi o repetir las hazañas de los ex campeones locales.

Y aunque a esas hazañas llegan muy pocos, el entusiasmo por todo lo que rodea al Mundial aumenta en cada edición del torneo. Por eso, Coca-Cola y la FIFA pusieron en marcha la cuarta edición del Trophy Tour, que lleva la Copa del Mundo a 51 países antes de dar inicio al Mundial de Rusia 2018. En un avión especialmente acondicionado para transportar el trofeo, la gira realizó un extenso recorrido por Rusia, sede del Mundial, y comenzó su etapa internacional en Londres. Más de dos millones de personas alrededor del mundo ya pudieron fotografiarse al lado del premio más codiciado del fútbol. Dentro del extenso itinerario del trofeo, Argentina ocupa un lugar especial: junto a Colombia será el único país de Sudamérica en el que hará escala y, detrás del país anfitrión de la Copa del Mundo, será la nación en la que la Copa permanecerá más tiempo y más ciudades visitará. La agenda incluye la llegada a la provincia de Tucumán el 27 de marzo, una visita a la localidad bonaerense de Berazategui (29 de marzo), dos días en la Ciudad de Buenos Aires (30 y 31 de marzo) y otros dos en la ciudad de Rosario (1 y 2 de abril).

Desde que se realizó el primer Trophy Tour, previo al mundial de Alemania 2006, la Copa siempre pasó por Argentina: la primera vez visitó Mar del Plata, en 2010 fue el turno de Córdoba y en 2014 recorrió ambas ciudades. Pero la gira de 2018 ya se palpita como algo especial: será la visita más federal y masiva de la historia del país.

Especial para fanáticos

En cada una de las sedes donde se reciba a la Copa del Mundo se realizarán diversas actividades  pensadas especialmente para empezar a vivir el Mundial de Fútbol que comienza en junio. Miles de argentinos tendrán la posibilidad de vivir, al menos por un rato, la experiencia de sentirse campeones.

 

 

 


Durante el último tour, los más de 25 mil argentinos que se acercaron a ver de cerca la Copa de la FIFA no sólo pudieron sacarse una foto con el famoso trofeo, sino que además tuvieron la oportunidad de participar de juegos interactivos, sumarse a circuitos de entrenamiento, grabar gritos de aliento en una cabina especialmente acondicionada y premiar a quien lo hiciera con mayor intensidad. Como condimento especial, la edición de 2014 contó con la participación de los ex campeones del mundo Ubaldo Matildo Fillol, Alberto Tarantini, Nery Pumpido, Oscar Ruggeri, Julio Olarticoechea, Sergio Batista, Luis Galván y Ricardo Giusti, quienes revivieron la emoción de volver a levantar el trofeo (un dato curioso es que la Copa sólo puede ser tocada por ex campeones).

Las propuestas 2018 para el público todavía son una incógnita, pero no hay dudas de que sorprenderán hasta a los más fanáticos del fútbol.

 

Si querés saber más sobre el Trophy Tour, hacé click acá