La familia Coca-Cola de Argentina recibe a un nuevo miembro, acaso uno de los más esperados. Coca-Cola Sin Azúcar llegó al mercado local con un desembarco a lo grande, en pleno verano, para refrescar a todos con una nueva receta y el gran sabor que hizo legendaria a la marca, pero sin azúcar.

“Es una bebida nueva que no nace de un día para el otro, sino que es el resultado de un largo proceso de desarrollo e investigación para lograr una receta única”, señala a Journey Mara Leonardi, Gerente de Relaciones Institucionales de Coca-Cola para Argentina, Paraguay y Uruguay. Una fórmula de estreno para una Coca-Cola cuyo envase rojo se diferenciará de la versión Original por una banda negra que bordea la etiqueta con la leyenda “sin azúcares”.

El lanzamiento está en línea con la Estrategia de Marca Única de la Compañía, que desde 2016 busca potenciar las variedades bajas y sin calorías de Coca-Cola. “Esta innovación de la Compañía apunta a mantener el sabor de la Coca-Cola Original para que sus consumidores puedan disfrutar de la misma bebida, pero sin azúcar”, explica Mara.

La evolución está en el ADN de esta Compañía, como también liderar los cambios en la industria y adaptar la oferta a los gustos y necesidades de los consumidores en todo el mundo.

Este nuevo capítulo en la historia de la Compañía pone fin a la Coca-Cola Zero y le da la bienvenida a Coca-Cola Sin Azúcar, que llega con un nombre que ayudará a los consumidores a identificarla rápidamente como lo que es: una bebida sin azúcar.

La idea es ambiciosa: hacer historia. Sí, porque impulsar un cambio de hábitos, reformular y promover la reducción en el consumo de azúcar son acciones que llegaron para quedarse. Desde su nacimiento, hace ya 131 años, Coca-Cola planifica el futuro pero siempre atenta a lo que ocurre en el presente.

La llegada al país de Coca-Cola Sin Azúcar profundiza el compromiso de transformación de la Compañía hacia un portafolio balanceado que haga una diferencia positiva en la búsqueda del bienestar de los consumidores. En la actualidad, el 45% de los productos que la Compañía vende en la Argentina son bajos en calorías o sin ellas. “Coca-Cola está recorriendo este camino de transformarse en una compañía integral de bebidas, tratando de sumar opciones para generar la mayor diversidad posible”.

Desafío a los sentidos

Tan similar es el sabor de Coca-Cola Sin Azúcar a la Original, que la Compañía diseñó un robot  bautizado M.A.R.T.A (Modelo Avanzado Robótico de Testeo Automático), el único en la Tierra, aseguran sus creadores, capaz de determinar la casi imperceptible diferencia entre ambas versiones. De desarrollo totalmente argentino, el robot recorrerá el país en una gira veraniega que apunta a desafiar a los consumidores a encontrar la diferencia entre ambas bebidas. Y ése es el centro de esta invitación: descubrí el sabor que amas.

Coca-Cola Sin Azúcar tuvo su debut oficial el 6 de enero en Mar del Plata, con una celebración en el parador que la marca montó en Playa Grande, donde más de 3500 personas disfrutaron de una espectacular tarde de playa al ritmo de Natalie Pérez y Los Cafres, entre otros artistas e influencers locales.

En paralelo, la Compañía pondrá en marcha la mayor degustación de su historia en el país. “Se va a ofrecer gratis en diferentes lugares, para que la mayor cantidad de gente pueda probarla y comprobar su sabor”, recalca Mara. La “prueba de sabor” llegará a múltiples rincones de veraneo del país con paradores de la marca: Monte Hermoso, Villa Carlos Paz, Rosario y la costanera de Corrientes entre otros.

Si querés saber sobre las nuevas metas de negocio de Coca-Cola, leé esta nota.