Como cada verano, Coca-Cola Argentina dijo presente allí donde la gente disfruta sus vacaciones, con paradores a la altura de las expectativas de su público: buena música, juegos, tecnología y múltiples opciones para descansar y refrescarse.

En Villa Gesell, por ejemplo, el inconfundible color rojo transforma el espacio de la Compañía, ubicado en Paseo 105 y Playa, en un punto de encuentro ideal. “A las 6 empieza a venir todo el mundo y la costa se llena de gente. Es impresionante. Revisás las historias de Instagram y no hay nadie que no esté acá”, contó a Journey Sofía Ramallo, que llegó a Gesell desde Adrogué junto a su amiga de toda la vida, Valentina Amuchástegui, y no faltaron ni un día al parador.

Las sombrillas se despliegan todos los días a las 11, y a esa hora ya hay cola para poder ocupar una de las 80 plazas que, sin cargo alguno, ofrecen todas las comodidades para pasar un día genial: camastros, reposeras, acceso a WiFi, lockers para cargar teléfonos celulares y espacios de guardado son parte de la oferta del parador. Sin embargo, no hace falta ser uno de los afortunados para disfrutar del resto de la experiencia, sino que desde su apertura en diciembre y hasta su cierre, previsto para el 17 de febrero, el acceso al resto de la oferta también es libre y gratuito.

PARADOR_COCA_COLA_VILLA_GESELL
El parador estará abierto todos los días de 11 a 18, con entrada gratuita, y hasta el 17 de febrero. 

Entre otras propuestas, el predio se nutre de la música que aportan DJs residentes e invitados especiales, que generan un ambiente inmejorable sobre todo al final de la tarde. Además, Sprite decidió dejar de lado el duchador de playa para darle paso al refrescador, una alternativa original y divertida.

En ese sentido, el parador de Gesell no sólo tiene opciones para el público juvenil, sino también para toda la familia. En materia lúdica, los metegoles son infaltables, pero también hay ofertas más tecnológicas, como un videojuego de skate con tabla incluida que compitió por el interés de los más chicos cabeza a cabeza con M.A.R.T.A., el sorprendente robot que desafía al público a distinguir las diferencias entre una Coca-Cola Sin Azúcar y una original. “Está bueno porque se puede venir y tomar sol con la tranquilidad de que tus hijos la van a pasar bien en un lugar cuidado”, destacó Lía Oviedo, que viajó desde Paraná, Entre Ríos, con sus dos hijos, Catalina, de 11 años, y Valentino, de 8.

PARADOR_COCA_COLA_VILLA_GESELL
Más allá de estar orientado a un público juvenil, la experiencia de Coca-Cola en Villa Gesell ofrece propuestas para toda la familia. 

“El verano es muy importante para todos, tanto para nosotros como Compañía como para los consumidores” aseguró Federico Rolando, Sr. Marketing Manager de Coca-Cola Argentina, durante su estadía en el espacio geselino. “Acá todos encuentran su momento de relajación y disfrute, y es un gran momento para que nos conectemos”.

Con ese espíritu, cada dos horas el staff del parador ofrece al público Coca-Cola, Sprite o Fanta, en botellas o latas bien heladas y en sus variantes Sin Azúcar. Y si en el verano 2019 marcó el debut de M.A.R.T.A, este 2020 la sustentabilidad estuvo a la orden del día con Un mundo sin residuos, el programa global de la Compañía que representa un compromiso con el medio ambiente y fomenta la economía circular. El público dispone de  cestos especiales para separar los desechos según su composición, tomar dimensión de la magnitud de ese pequeño acto: a través de un módulo de realidad virtual, puede ver cómo esa botella que descarta en el lugar indicado puede tener otra vida luego de su tratamiento en una planta de reciclaje.

Presencia federal

Pero el espacio de Coca-Cola en Villa Gesell no es una acción aislada, sino que forma parte de un plan integral para esta temporada 2020: también hay paradores en San Bernardo y en Monte Hermoso, además de acciones en la vía pública en Santa Teresita, San Clemente, Mar del Tuyú y la siempre popular Mar del Plata, entre otras.

Quienes este verano se decanten por las sierras o el río, encontrarán un importante parador de Coca-Cola y Fanta en Villa Carlos Paz, Córdoba, así como un módulo en Santa Fe y recorridas de brigadas en Entre Ríos y más puntos del país. “Somos una Compañía súper federal y para todos, así que nos interesa estar junto a nuestros consumidores de cada rincón del territorio nacional”, resumió Federico.

PARADOR_COCA_COLA_VILLA_GESELL
La oferta del parador de Gesell incluye sombrillas, camastros, reposeras, acceso a WiFi, lockers para cargar teléfonos celulares y música al atardecer.