Como cada verano, en 2021 Coca-Cola Argentina y sus socias embotelladoras renuevan su compromiso de ofrecer experiencias únicas durante las vacaciones, aun en el contexto de pandemia. Con protocolos estrictos, los veraneantes de Córdoba, Monte Hermoso y la costa Atlántica pueden disfrutar de momentos únicos sin riesgos.

Está claro que este no es un verano como cualquier otro: la pandemia por el coronavirus obligó a repensar las formas de conectarnos con los demás, algo que impacta de manera directa al momento de planificar las vacaciones. En tiempos donde reina la incertidumbre, Coca-Cola Argentina ratificó su compromiso de estar cerca de sus consumidores como lo hizo todo el año y, con el cuidado y la seguridad como protagonistas, dice presente en algunos de los rincones turísticos más importantes del país para no cortar una tradición que se repite cada temporada.

Coca-Cola Andina, la socia embotelladora de la Compañía en la zona centro y sur de la Argentina,  montó tres paradores en la provincia de Córdoba: uno en el sur del valle de Punilla, en Mayu Sumaj; y dos en la zona del valle de Calamuchita, en las localidades de Almafuerte y Santa Rosa. A diferencia de años anteriores, en esta ocasión estos espacios están divididos en ocho “cápsulas”, cada una de ellas con capacidad para cuatro personas, como una manera de respetar el distanciamiento social. Allí, las personas pueden relajarse, tienen bebidas de la marca a su disposición y, además, la posibilidad de participar de juegos en los que se pueden ganar premios de la marca.

Conseguir un lugar en estos espacios es sencillo: todos los días, dos representantes recorren las playas de la zona con una tablet —que por razones sanitarias solo manipulan ellos— y proponen a los veraneantes un juego que, de ganar, los habilita a ingresar al sector, previo control de su temperatura corporal y la desinfección de manos. Para satisfacer la demanda y que todos puedan vivir la experiencia que propone Coca-Cola Andina, cada grupo ganador puede permanecer en el lugar durante una hora y media. Una vez finalizado el turno, el personal del parador sanitiza las “cápsulas” y las deja listas para la próxima tanda de veraneantes, que puede ingresar media hora después de la salida de la anterior.


Para los que eligen el mar en lugar de los paisajes serranos, Coca-Cola Andina también dice presente en Monte Hermoso, provincia de Buenos Aires. Allí, la embotelladora preparó un espacio al lado del céntrico parador Guardalavaca, con reposeras, mesas y sombrillas y la posibilidad de acceder a latas de Coca-Cola y Sprite de cortesía para refrescarse. El lugar está dividido en espacios que permiten a los grupos mantener la distancia y sólo se puede acceder a ellos con acreditación previa.

Más allá de la distancia social y el cumplimiento estricto de los protocolos, para cuidar al máximo las condiciones sanitarias de los espacios el personal de los paradores, tanto en Córdoba como en Monte Hermoso, llegan unas tres horas antes de habilitarlos al público para descargar los materiales, desplegarlos, revisarlos y limpiarlos. Y durante todo el día, además, utiliza de manera permanente tapabocas y cuenta con alcohol en gel y en versión líquida para la constante sanitización del sector.

Una promo para aprovechar

Reginald Lee, una de las embotelladoras de Coca-Cola que opera en la provincia de Buenos Aires, lanzó por su parte una propuesta imperdible para los fanáticos de la marca que veraneen en algunos de los balnearios más concurridos de la Costa Atlántica: durante la temporada, con la compra de bebidas del portafolio de la Compañía se pueden llevar merchandising exclusivo.

La promoción de la embotelladora estará disponible del 4 de enero al 16 de febrero en 24 puntos de venta rotativos: 12 en Mar del Plata, seis en el Municipio de la Costa y otros tantos repartidos entre Pinamar y Villa Gesell. Aplican para el canje todas las botellas de 2,25 litros de Coca-Cola, Coca-Cola Sin Azúcares, Coca-Cola Light, Fanta, Sprite, Sprite Sin Azúcares, Schweppes Tónica y Schweppes Pomelo Sin Azúcares. La propuesta es sencilla: con la compra de dos botellas, el obsequio es un vaso plástico; con tres, un frasco de vidrio; y con seis, un bolso de playa.

Con la compra de productos de la Compañía en puntos de venta específicos de la Costa Atlántica se puede conseguir merchandising exclusivo. 

Junto a sus socias embotelladoras, Coca-Cola Argentina vuelve a estar cerca de las personas en una temporada tan distinta a las anteriores. Con el compromiso de elevar al máximo los cuidados, pero con la firme convicción de que juntos podemos construir un futuro mejor, la misión de refrescar sigue más vigente que nunca. ¡A disfrutar con responsabilidad!

 

Si querés saber más sobre la primera campaña de Coca-Cola en este 2021, hacé click acá