A un costado del salón, una bicicleta de paseo lleva un canasto lleno de flores. Sobre una mesa cubierta por un mantel de picnic, unos muffins tientan a los presentes. Toda la escena, montada en el auditorio de la nueva sede de Coca-Cola en Buenos Aires, remite a una vida al aire libre y en contacto con la naturaleza. De la mano de la tendencia al consumo creciente de bebidas a base de semillas y la buena nutrición, Coca-Cola presentó dos nuevas variedades de AdeS, a un año de la incorporación de la bebida al portafolio de la Compañía. 

Luego de unas palabras de bienvenida y de una breve presentación a cargo de Florencia Mangini, de Visiones, sobre el cambio de los hábitos de consumo en los últimos años, Franck Salmon, Vicepresidente de Marketing para Coca-Cola en el Cono Sur, reflexionó sobre los desafíos que encara AdeS en esta nueva etapa. “Hay una tendencia del consumidor hacia el bienestar y la nutrición. AdeS evolucionó más allá de la soja, hacia una propuesta de bebidas de semillas. Queremos dar a conocer esa evolución, cuyo camino se dirige hacia un alimento líquido y con todos los beneficios nutricionales que eso conlleva. Además, otro gran desafío es hacerlo accesible a todos los bolsillos”, explicó Franck en diálogo con Journey.

Antes de su incorporación al portafolio de Coca-Cola, AdeS tenía presencia en varios países del Cono Sur, pero en la actualidad hay planes de una mayor expansión. “Argentina siempre fue el pilar de AdeS y la presencia en los otros países no era tan masiva. Hoy nuestra intención es impulsarla aún más en Brasil, México, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Colombia. También estamos llevando el producto a España y Gran Bretaña”, agregó Franck, quien destacó que el 90% de los insumos que se utilizan en la elaboración del producto provienen de Argentina. “En la actualidad, se utilizan anualmente 4000 toneladas de soja, 500 toneladas de jugo de manzana, 100 de jugo de naranja y 75 toneladas de jugo de durazno. Esto genera un impacto muy importante en las economías regionales”, resaltó.

Para Thiago Basile Coelho, Gerente General para AdeS en el Cono Sur, el relanzamiento brinda una oportunidad brillante para la compañía. “Si bien la marca es conocida por la gente desde 1988, ahora decidimos crear una nueva categoría como es la de ‘alimentos de semillas’, que nos brinda una gran amplitud de oportunidades. Queremos educar a la gente en el consumo de acuerdo a cada ocasión”, señaló Thiago a Journey. En este sentido, y en el camino encarado por Coca-Cola para convertirse en una Compañía integral de bebidas, AdeS cambió el significado de su acrónimo –pasó de “alimento de soja” a “alimento de semillas”–, y además sumó a su portafolio las variantes Chocolatada y Almendras.

“Se destaca por una calidad nutricional espectacular. Tiene todo lo bueno del origen vegetal, sin lactosa ni colesterol. A las líneas Frutal, Vainilla y Coco, agregamos AdeS Chocolatada -a base de soja- y AdeS Almendras. Vienen en empaques de litro y de 200 y 330 mililitros. Queremos reposicionarlo como un alimento de semillas y estamos creando esa nueva categoría. Es una verdadera evolución”, agregó Natalia Garamendy, Gerente de Marketing de AdeS para el Cono Sur.


El relanzamiento implica una inversión en el país de 20 millones de dólares para los próximos tres años, que estarán destinados a la adecuación de la planta original, en la localidad de Pilar.

Para finalizar el encuentro, la cocinera y pastelera Pamela Villar demostró en vivo de qué forma se puede aprovechar el producto en la cocina. En pocos minutos, preparó un muffin de almendras y naranjas y una torta de chocolate, utilizando AdeS de Almendras y Chocolatada entre los ingredientes. Al final de la jornada, los asistentes se llevaron la receta de un alimento rico en sabor y en nutrición.

Si querés saber más sobre el camino de Coca-Cola para convertirse en una compañía integral de bebidas, leé esta nota.