Llega el último mes del año y el mundo parece complotarse: balances de fin de año, reuniones de consorcio, compromisos en exceso, devenires familiares sobre las Fiestas. En este contexto, la nueva campaña de KIN, una de las aguas de la familia Coca-Cola, llega para recordarnos la necesidad de vivir en nuestro “estado más puro”.

Conocela: