De la mano del compromiso de la Compañía con la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente, la nueva sede corporativa de Coca-Cola en el país fue construida teniendo en cuenta los más altos estándares en el uso eficiente de energía, agua, materiales y el manejo de los desechos. Así, acaba de recibir la certificación LEED Platinum, la máxima distinción para edificios sustentables a nivel mundial, y se convirtió en el primer proyecto en certificar con un puntaje tan alto en Argentina: consiguió 91 de 100 puntos.

El sueño era grande y el desafío, enorme. Después de más de 25 años en pleno centro porteño, Coca-Cola decidió mudar su sede corporativa al barrio de Saavedra y, para eso, se embarcó en la construcción de un nuevo edificio que no sólo permitiera plantear una novedosa cultura de trabajo, sino que además se destacara en materia ambiental. Casi ocho meses después de la mudanza, llegó la buena noticia: la construcción se consagró como el proyecto más sustentable y comprometido con el medio ambiente del país, al recibir la certificación LEED Platinum (Leadership in Energy & Environmental Design) con un puntaje casi perfecto: 91 de 100 puntos. Esta distinción internacional es el máximo reconocimiento para edificaciones que cumplen con los más altos estándares de desempeño en eficiencia energética y bajo impacto sobre el medio ambiente, tanto a la hora de la construcción como durante su uso posterior.

Ubicado en la calle Vedia al 4000, el edificio se inauguró el 8 de mayo de 2018. Se trata de una torre de 15.000 m2 distribuidos en 14 pisos, que se destaca por sus espacios abiertos de trabajo. Además de albergar al equipo de la operación local de Coca-Cola,  es la sede de la unidad de negocios Cono Sur. El alto puntaje que obtuvo en la certificación lo posiciona entre los cuatro mejores de las 40 construcciones que cuentan con este reconocimiento en Argentina, Chile y Brasil.

Objetivo LEED cumplido

Ya en el origen del proyecto de la nueva sede de Coca-Cola, los estudios M-SG-S-S-S y Rosellini incorporaron criterios y estrategias de sustentabilidad teniendo en cuenta los requisitos para la certificación LEED Platinum. “Entre los objetivos proyectuales se pueden resaltar la eficiencia energética, el cuidado de la calidad ambiental interior, la reducción del consumo de agua potable como recurso, un minucioso desarrollo del sitio en función de su impacto sobre el ecosistema circundante y el aprovechamiento de la ubicación en relación a su contexto construido, además de una estricta selección de materiales, teniendo en cuenta su impacto sobre el medioambiente y sobre la salud de los ocupantes”, explica a Journey Nicole Michel, Asesora en Sustentabilidad y Certificación LEED de la obra del nuevo edificio, en representación de Estudio GF, que se encargó de este tema.

A la hora de lograr la certificación, el propio proceso de construcción fue todo un reto. “Durante la obra se establecieron mecanismos de control de la erosión y la sedimentación del terreno, de manejo de los residuos de obra y de cuidado de la calidad del aire dentro del edificio en construcción”, detalla Nicole.

En materia de sustentabilidad, la edificación se destaca por los paneles solares que posee en su terraza. En esta línea, también se instalaron sensores de luz y de presencia y sistemas automatizados de cortinas con el objetivo de maximizar el aprovechamiento de la luz natural. Además, el edificio cuenta con diversos espacios verdes en los que se plantaron especies autóctonas, que permiten absorber gran parte del agua de lluvia y al mismo tiempo retrasar el escurrimiento de agua, que es dirigida a un tanque de recupero de 70.000 litros de capacidad. Allí ingresa a un proceso de filtrado y luego se la emplea para descargas en baños, riego y el uso de las torres de enfriamiento. De esta forma, toda el agua de lluvia es reutilizada dentro del edificio, evitando que se transfiera a la red pluvial de la Ciudad de Buenos Aires.

“En el país se están desarrollando otras construcciones LEED, pero entendemos que este es uno de los edificios más completos en la materia: buscó incorporar estrategias en todas las categorías con objetivos altos de eficiencia energética y ahorro de recursos. Además, la instalación fotovoltáica es una de las más importantes en funcionamiento dentro de un edificio comercial corporativo”, concluye con orgullo Nicole.

Desarrollada por el United States Green Building Council y administrado por el Green Building Certification Institute, la certificación LEED es en la actualidad el mayor reconocimiento en la industria de la construcción en los Estados Unidos y a nivel internacional.

Si querés conocer por dentro la nueva sede de Coca-Cola mirá este video.