Curiosa escena la que transcurre esta tarde en la plaza San Martín de Buenos Aires. Mientras la marea de gente fluye hacia la estación de Retiro, un joven va y viene por la barranca y, con la mirada clavada en el suelo, toma medidas usando maderitas como referencia. Se trata del francés Saype, interventor urbano y referente mundial del Land Art, una técnica de pintura sobre pasto con materiales 100% ecológicos y biodegradables. Abstraído en su tarea, el artista ultima los detalles de “En las manos del mundo”, su primera mega obra en suelo argentino, que fue pensada para convertirse el 17 de mayo en el epicentro de la celebración de Buenos Aires por el Día Mundial del Reciclaje.

Con una superficie de 5.200 m2, la obra es una composición de tres partes: a la izquierda se apilan botellas, que representan la utilización extendida del plástico en el planeta; en el centro, una niña dibuja en un cuaderno: su trazo escapa de los límites del papel y se extiende hacia la derecha, donde queda plasmado su deseo de un mañana mejor y más conectado con la naturaleza y el reciclaje. “En mis trabajos siempre uso la figura de los niños porque representan el futuro, nos recuerdan que tenemos una responsabilidad y debemos hacernos cargo de lo que viene”, explica Saype a Journey, rodeado por la inmensidad de su última creación.

Realizada en una semana de arduo trabajo, “En las manos del mundo” requirió del uso de 250 litros de pintura que resiste la lluvia, pero no el paso del tiempo: a medida que el pasto crezca, la obra mutará hasta desaparecer. La mezcla fue preparada en un taller móvil instalado a metros de allí, a partir de elementos naturales y de origen local. Para el negro, por ejemplo, se usaron pigmentos de carbón; y para el blanco, de tiza.

La iniciativa fue impulsada por el Gobierno porteño, que el 17 de mayo realizó en el lugar una jornada de actividades lúdicas y talleres pensados para vecinos y escuelas. “Es imprescindible que todos nos comprometamos con nuestro ambiente. Desde la Ciudad realizamos diferentes campañas para brindar información y seguir avanzando en reducir, reutilizar y reciclar nuestros residuos”, señala el Ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli.

Saype es una eminencia en el área de la pintura sobre césped. 

En esa misma línea, en enero de 2018 la Compañía Coca-Cola lanzó a nivel global su iniciativa Un Mundo Sin Residuos, que incluye el ambicioso objetivo de recolectar y reciclar el equivalente de cada botella o lata que la empresa venda a nivel mundial para 2030.  

Un artista singular

Nacido en 1989 en Belfort, Francia, Saype es toda una eminencia en el campo de la pintura sobre césped, un movimiento artístico con conciencia sustentable, emparentado con el graffiti. “Un día me di cuenta de que hay una saturación de graffitis y que ya nadie se detiene a mirar una pared pintada”, explica el artista que, precisamente, dio sus primeros pasos con esa técnica. Y agrega: “Al mismo tiempo, buscaba una nueva manera de generar impacto que, en definitiva, es uno de los objetivos de los artistas. Justo estaba leyendo un libro sobre medio ambiente, en el que advertían que si no cambiamos nuestra forma de vida antes de 2020 la situación se puede tornar irreversible. Así fue como empecé, mezclando mi vocación con mi interés por el cuidado del planeta”, detalla.

Desde que abrazó esta corriente artística, Saype presentó trabajos en jardines y espacios destacados de Francia y Suiza, y hace poco fue elegido por la revista Forbes como una de las 30 personalidades destacadas del arte y la cultura menores de 30 años.  A diferencia de otros artistas contemporáneos célebres que intervienen espacios urbanos, como Banksy, Saype enfatiza que sus mensajes siempre son optimistas: “Invitan a que todos miremos hacia una misma dirección”.

Si querés conocer los avances que hemos logrado con Un Mundo Sin Residuos en este primer año de trabajo, leé esta nota