En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente visitamos a Adriana Orsino quien, desde su negocio, anima a sus clientes a elegir envases reutilizables.

Aunque es un tema que debería estar presente todo el año, cada 5 de junio el Día Mundial del Ambiente funciona como una invitación a reflexionar sobre nuestros hábitos como consumidores y, en definitiva, como huéspedes del planeta.

Para conversar sobre este tema visitamos a Adriana Orsino, que desde su dietética “Vamos al grano” promueve entre sus clientes el uso de envases retornables como hábito sustentable.

“Se trata de hacerle un bien al planeta y al ambiente, y en la práctica también pasa hasta por una cuestión de ver las calles más limpias”, enfatiza Adriana, que agrega: “Los clientes me dicen que les molesta tirar por tirar, ellos prefieren la reutilización”. Y cuenta que en su negocio la favorita indiscutida es la Coca-Cola Sin Azúcar de 2 litros. Como dueña de un comercio en el que la relación con sus vecinos es fundamental, Adriana no deja de lado la cuestión del precio: “Comprar una bebida en envase retornable, además, es más barato”, asegura.

Si sus condiciones permanecen óptimas, los envases retornables de vidrio pueden volver a usarse 35 veces y los de plástico PET, entre 12 y 13 veces. Una vez concluida su vida útil o si no están en condiciones de ser reutilizados, los envases se apartan del circuito comercial: son reciclados y convertidos nuevamente en materia prima para fabricar otros objetos o nuevas botellas, que renuevan el ciclo. Este tipo de envases hoy representa el 35% de las ventas totales de Coca-Cola Argentina, que apuesta por expandir su uso en el marco de  su compromiso global Un Mundo sin Residuos, el programa por el que Compañía apunta a recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que coloca en el mercado para 2030.

“Mis hijos ya tienen la costumbre del reciclado y la reutilización incorporada, y piensan todo el tiempo con esa lógica”, enfatiza Adriana. Y alienta a que el resto de la sociedad también se sume. Se trata, en definitiva, de poder dejarles un mundo mejor a las próximas generaciones.

Si querés conocer más sobre nuestro trabajo por cuidar el ambiente, podés leer esta nota