El proyecto de Ingeniería sin Fronteras para construir sistemas de captación de agua de lluvia en el monte santiagueño fue una de las dos ganadoras de la última edición del certamen que desde 2006 llevan adelante Fundación Vida Silvestre y Coca-Cola Argentina.

No es fácil acceder al agua en el pequeño paraje de San Antonio de Copo, al sur de Santiago del Estero: sus habitantes deben recorrer kilómetros hasta la fuente más cercana, un canal que viene del río Salado donde cargan tachos de 200 litros, que luego acarrean con una mula para llevarlos a casa. Y la situación es peor en invierno, cuando la sequía hace estragos y pone en crisis los cultivos, la cría de animales y, por supuesto, el abastecimiento para los hogares de adobe y paja dispersos en todo el monte.

Para cambiar este panorama, la asociación civil Ingeniería sin Fronteras Argentina (ISF) ideó una solución sostenible en el tiempo y que podría revolucionar la vida del poblado: un sistema compuesto por techos de chapa para captar agua de lluvia y cisternas para acopiarla. La idea es aprovechar al máximo la temporada de precipitaciones, que comienza en octubre y finaliza en abril. De esta manera, no sólo se garantizan el acceso al recurso sino que además, al no provenir de fuentes contaminadas el agua recolectada también es apta para el consumo humano.

“Venimos trabajando en esto desde 2019. En una de las primeras visitas que hicimos al lugar un grupo de mujeres nos contaba entre lágrimas que debían recurrir a agua contaminada para preparar la comida de sus hijos”, explica a Journey Esteban de Olmos, Coordinador General de ISF, todavía impactado por la realidad que se vive en el paraje. Allí los habitantes no tienen acceso a servicios básicos de saneamiento, energía o transporte y sus ingresos pasan principalmente por la venta de animales y lo que puedan conseguir los trabajadores golondrina; es decir, los jornaleros que dejan el lugar para migrar hacia otros rumbos durante la época de cosecha.

La buena noticia es que el proyecto será una realidad muy pronto, ya que resultó uno de los dos ganadores de la 14.ª edición del Concurso de Agua, la iniciativa que desde 2006 llevan adelante Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) y Coca-Cola Argentina para promover acciones concretas que mejoren el acceso al agua y la conservación de este recurso en todo el territorio de nuestro país. En esta oportunidad, además, la alianza contó con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

Apoyo para obras

Repartidos en diferentes puntos estratégicos del paraje, y con la idea de alcanzar a unos 78 pobladores, se construirán 10 sistemas completos de recolección y acopio de agua. Y si bien el proyecto ya está en marcha con trabajos de análisis y proyecciones, desde ISF esperan que las obras –financiadas con los $800.000 del premio del Concurso de Agua– comiencen oficialmente en marzo.

Los habitantes de San Antonio de Copo no tienen acceso a servicios básicos de saneamiento, energía o transporte.


Los propios vecinos de San Antonio de Copo participarán activamente de la construcción de los techos y las cisternas bajo la guía de un capataz. Además de las ventajas en materia de costos, el hecho de que no tengan que ingresar trabajadores externos a la comunidad minimiza los riesgos de contagio de coronavirus y, al mismo tiempo, apunta a que los pobladores sientan desde el primer momento que esta nueva infraestructura es suya, algo muy importante para el éxito a largo plazo de la iniciativa.

Para cerrar, Esteban grafica con una anécdota lo que significa la posibilidad de avanzar con el proyecto: el año pasado, justo antes de que la crisis de la pandemia alterara las prioridades, un grupo de lugareños había comenzado su propia producción de ladrillos para aportar a la causa. “Ellos mismos prepararon el barro, lo dividieron, lo cocinaron y lo repartieron entre las familias. Por eso la alegría nuestra fue enorme al enterarnos del resultado del Concurso de Agua. Estamos convencidos de que esta obra les va a cambiar la vida”, concluye.

Si querés conocer a los ganadores de la edición anterior del Concurso de Agua leé esta nota