“Lo más gratificante de este Concurso es su impacto social, nos permite trascender las fronteras de la Compañía e interactuar con el afuera. Para nosotros la sustentabilidad es un pilar y, en ese sentido, valoramos la creación de esta red de ejecución y de contención”. Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina, fue gráfica al describir el rol que cumple desde hace 12 años el Concurso de Agua, organizado por Fundación Vida Silvestre y Coca-Cola de Argentina. Lo hizo en el marco del desayuno en el que se anunciaron los tres ganadores de la última edición del certamen que cuenta con apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, y del que participaron expertos en cuestiones hídricas, periodistas especializados en temas de sustentabilidad y autoridades nacionales.

La ejecutiva aprovechó para destacar la calidad del certamen, su permanencia en el tiempo y la posibilidad de trabajar con organizaciones sociales pequeñas del interior del país que, de otra forma, tal vez nunca podrían acceder al financiamiento para llevar adelante obras de infraestructura básicas. A su lado, Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre (FVSA), agregó: “el Concurso ofrece una solución real a problemas que no parecen de este siglo, a situaciones que uno no quisiera ver”.

Mariale y Manuel fueron los encargados de anunciar los proyectos ganadores de la 12ª edición del Concurso, y los verdaderos protagonistas emergieron de la pantalla gigante: a través de un video se conocieron las caras, emociones y sensaciones de los líderes de las organizaciones ganadoras y de los beneficiarios directos del concurso. Ojos vidriosos y voces entrecortadas por la emoción se repitieron en cada testimonio, efecto que se replicó entre los presentes y que permitió revalorizar la importancia del certamen.

Por su proyecto “Sistema de provisión y almacenamiento de agua para el centro de nutrición materno-infantil para familias wichís y criollas del Impenetrable”, en Chaco, la Asociación Civil “La Higuera” fue una de las ONGs ganadoras. Con los $380.000 que obtendrán como premio, instalarán tanques de almacenamiento de agua, construirán sistemas de riego para la huerta y brindarán capacitaciones a la comunidad sobre hábitos de higiene y uso eficiente del recurso hídrico.

Por su parte, la Asociación Civil Consorcio de Servicios Rurales de El Boquerón, también en Chaco, resultó ganadora con el proyecto “Provisión de agua subterránea para agricultores familiares”, gracias al cual unas 20 familias de Colonia La Peligrosa podrán acceder a agua potable por medio de perforaciones en la tierra, la instalación de bombas sumergibles y la posibilidad de almacenarla en depósitos con capacidad para 2.500 litros cada uno.

Finalmente, la Fundación EPyCA, de Santa Fe, ganó por su iniciativa “Aprovisionamiento de Agua Potable a Nivel Doméstico y Productivo en Santa Fe”. En su caso, el objetivo es garantizar a los vecinos del barrio Colastiné sur la provisión de agua segura para el consumo humano y la capacidad de riego en tres huertas agroecológicas del lugar.

12 años por el agua

La última edición del Concurso recibió un récord de inscripciones, con 48 participantes que  presentaron sus iniciativas para mejorar el acceso al agua en comunidades vulnerables y/o recuperar las cuencas hídricas del país. Un dato que entusiasmó a los organizadores es que 21 organizaciones se presentaron por primera vez, algo pone en evidencia el crecimiento del certamen.

En esta oportunidad, la elección de los ganadores estuvo a cargo de un destacado jurado conformado por profesionales de Fundación Vida Silvestre Argentina; la Universidad de San Andrés (UDESA) y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Durante el evento, Mariana Lomé, de UDESA, destacó la necesidad de una articulación entre los diferentes actores que pueden aportar soluciones a la problemática del agua: Estado, sociedad civil, sector privado y la Academia. “La Academia tiene que ser provocada; me gusta que investigue, que difunda y que enseñe, pero también sueño con una Academia comprometida con las soluciones”, reflexionó Mariana. Mariale Álvarez coincidió y resaltó la importancia de que el sector privado también se involucre.

Para finalizar, Manuel Jaramillo reflexionó: “Los proyectos son dependientes de financiamiento, pero mucho más de ideas, de innovación y de compromiso, algo que vemos cada vez más en las organizaciones que hemos estado apoyando en este camino”. En ese sentido, Manuel se mostró entusiasmado con las iniciativas que vendrán. Porque se cierra una etapa, pero se abre otra: una vez terminado el evento, la edición número 13 del Concurso de Agua quedó oficialmente inaugurada.

Si querés conocer a los ganadores de la edición pasada del Concurso de Agua, leé esta nota.