El año pasado, Malena Roggiano le aseguró a Journey que lo que más disfrutaba de cada edición de  Viví Sustentabilidad era el bullicio de los niños corriendo y jugando por los pasillos, como si estuvieran en el recreo de la escuela. Nunca imaginó que en 2020 tendría que resignar esa experiencia “en vivo” para llevar a cabo actividades a distancia, apoyándose en la virtualidad a la que la pandemia nos ha ido acostumbrando. Pero para su alegría y contra todos los temores previos, el resultado fue más que positivo: “Los chicos se sumaron con la misma energía y ganas de participar de siempre, haciendo sus aportes y hablando un montón, como si fuera un encuentro presencial. Los sentimos cerca”, describió con entusiasmo la Co-Directora de la feria anual gratuita que promueve hábitos sustentables para mejorar las condiciones de vida.

A lo largo de cuatro jornadas, Viví Sustentabilidad conectó a niños de 5 años en adelante con el trabajo que realizan instituciones públicas, organizaciones de la sociedad civil y empresas para generar cambios positivos a largo plazo, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Para eso, al igual que en las cuatro ediciones anteriores, la muestra apeló a talleres y juegos 100% interactivos (seguirán disponibles durante un año en el sitio web de la exposición). “Nos interesaba que estuvieran activos delante de la pantalla”, remarcó Valeria Garrone, la otra Co-Directora de la propuesta.

Así como el cara a cara tiene condimentos irremplazables, la virtualidad también ofrece sus beneficios, como la posibilidad de extender la invitación a escuelas de todo el país: sólo tomando en cuenta los talleres se contabilizó la participación de más de 10.200 personas, que se conectaron desde la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, pero también desde Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis y Santa Cruz. “Eso permitió que se produjera un intercambio muy enriquecedor, porque pudimos vincular toda la diversidad cultural y social que tiene la Argentina”, añadió Valeria.

Este año Coca-Cola dijo presente con propuestas interactivas enmarcadas en su compromiso global Un Mundo sin Residuos, como la experiencia en 360° “¿Cómo se reciclan las botellas?”, que invitó a hacer el recorrido completo de un envase de Coca-Cola en una planta de reciclaje, desde que ingresa a las cintas de clasificación hasta que se reconvierte en materia prima y le da vida a una nueva botella. Y también a través del taller virtual “Eco-pate”, desde el que se enfatizó sobre la importancia de las famosas tres R de la ecología (reducir, reutilizar y reciclar), que apuntan a que todos tengamos hábitos de consumo más responsables con el planeta.

Para los más grandes

Viví Sustentabilidad 2020 tuvo también un espacio de diálogo, que le dio un cierre formal a la feria y fue un punto de encuentro de referentes de todos los sectores de la sociedad que trabajan para lograr un planeta más saludable. Una de las oradoras del webinar “Aprendizajes y desafíos del nuevo contexto” fue Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina, que ofreció un panorama de las estrategias que llevó adelante la Compañía en un año tan atípico, en el que la prioridad pasó por cuidar a las personas que integran la cadena de valor de la Compañía. “Significó tomar decisiones de negocio inhabituales, como discontinuar algunos formatos y tamaños, privilegiando el poder operar del modo más seguro, con menos gente y menor movimiento de insumos”, explicó.

MARIALE_ALVAREZ_LN_SUSTENTABILIDAD
Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina, participó del webinar “Aprendizajes y desafíos del nuevo contexto”. 

Mariale también destacó la capacidad de haber actuado rápidamente en acciones de asistencia en los momentos de mayor emergencia de la pandemia, las que se concentraron en el programa Juntos hacemos la diferencia: la donación de dinero en efectivo a Cruz Roja Argentina y la entrega de más de 2 millones de litros de productos a través de la propia red de distribución del Sistema Coca-Cola, entre otras iniciativas. “Pero también tuvimos que replanificar iniciativas históricas de la Compañía, como los programas de agua potable y saneamiento; este año el criterio de vulnerabilidad cambió, así que decidimos modificar el modo de asignación de recursos para llegar a aquellas comunidades más permeables al contagio de coronavirus”, agregó en referencia a las acciones que se llevaron adelante junto a Fundación Vida Silvestre y Proyecto Agua Segura.

A modo de cierre, Mariale destacó la decisión de la Compañía de invertir $770 millones en el programa Estemos abiertos, que le dio un impulso a 25.000 kioscos y pequeños almacenes que sintieron fuerte el efecto de la crisis por la pandemia. “Concentrar la ayuda para la reactivación de estos comercios de cercanía, que son el sostén de muchas familias y de las economías locales, demandó una alineación de las áreas Comerciales y de Sustentabilidad como nunca se había dado. Haber podido llegar a tantos beneficiarios en un momento como éste es algo de lo que estamos súper orgullosos”, explicó Mariale.

A partir del éxito y la posibilidad de nacionalizar la convocatoria, ¿se puede pensar que la modalidad virtual de Viví Sustentabilidad llegó para quedarse? “Somos cautelosas. La verdad es que nos preocupaba que la virtualidad pudiera ofrecer un aporte tanto a los niños como a los docentes; por eso nos sorprendió y nos alegró tanto que la participación haya sido tan masiva. Sentimos que este fue un primer gran paso”, concluyó Valeria.

Si querés conocer más sobre el programa Estemos Abiertos hacé click acá