¿Qué mejor manera para celebrar el Día Mundial del Agua que premiar iniciativas que apunten a cuidar y mejorar el acceso de poblaciones vulnerables a este recurso natural? Coherentes con la meta que se propusieron hace ya 11 años, Coca-Cola de Argentina y la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) eligieron esa fecha para dar a conocer los tres proyectos ganadores de la 11° edición del Concurso de Agua, el tradicional certamen que cuenta con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Con un nuevo récord de 35 ONGs participantes de 17 provincias del país, los ganadores de este año se impusieron con tres proyectos gestados desde el corazón y volcados al tema del acceso al agua en su entorno. En un acto realizado en Buenos Aires, las fundaciones Gran Chaco, de Formosa; Fundapaz, de Santa Fe; y La Choza, de Corrientes, recibieron los diplomas que las acreditan como ganadoras y habilita a cada una a recibir los $260.000 del premio que ayudará a la gente de sus comunidades a mejorar aspectos clave de su día a día.

Los premiados fueron:

  • Asociación Civil la Choza, por su proyecto “Aguas Brillantes” (Corrientes). Pondrá en funcionamiento un sistema de agua y saneamiento modelo en la construcción bioclimática del camping Yasí Berá, cercano a los Esteros del Iberá. Además, mejorará a través de talleres educativos la cultura sanitaria asociada al consumo de agua y a las prácticas higiénicas de los vecinos de parajes cercanos.

  • Fundación Gran Chaco, por su iniciativa “El Futuro está en el Monte: proyecto piloto de cosecha de lluvia y gestión del agua con fines productivos en comunidades indígenas” (Formosa). Trabajará sobre dos ejes: la construcción de un micro-embalse para almacenar agua de lluvia y destinarla a riego, y organizará la autogestión comunitaria de los recursos hídricos, para facilitar el acceso equitativo al agua y el mantenimiento de las obras de infraestructura.

  • Fundapaz, por su proyecto “Mejora de infraestructura para captación y almacenamiento de agua de lluvia con familias del Norte de Santa Fe (Santa Fe). Gracias al premio se construirán 10 cisternas de 16.000 litros de capacidad cada una, que beneficiarán de manera directa a unas 75 personas (y a 500 de manera indirecta), quienes recibirán capacitación para la construcción y posterior cuidado y mantenimiento de las mismas. La permanente degradación de los suelos, y el alto tenor salino del agua de pozo la hacen poco aptas para consumo humano, lo que genera serios problemas en la salud y calidad de vida de la gente.

Los ganadores fueron elegidos por un jurado conformado por reconocidos profesionales de la FVSA; la Universidad de San Andrés (UDESA) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Con historia

En sus 11 años de existencia, el Concurso de Agua ya benefició a 120.369 personas de manera directa y a 512.477 de manera indirecta. Desde su primera edición, en 2006, el Concurso ha contribuido con más de $5.000.000 para el financiamiento de proyectos en 13 provincias del país.

“Los proyectos premiados este año son muy buenos, tienen mucho potencial, con componentes ambientales, de protección de recursos, de aspectos sociales y  de trabajo con la comunidad afectada”, señaló a Journey Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos y Sustentabilidad para Coca-Cola de Argentina. Y agregó: “Creo que además tienen la posibilidad de ser ejemplos replicables en otros lugares, que es lo que podemos promover como Sistema una vez que el proyecto está finalizado”.

Mariale hizo foco en la perdurabilidad de la iniciativa, ya que lleva 11 años ininterrumpidos de vida, y recalcó la importancia que tiene para la Compañía impulsar proyectos como el Concurso de Agua, que está en línea con la meta global de Coca-Cola de reabastecer a la naturaleza el 100% del agua que utiliza en sus procesos productivos.

Sabina Bacalini, de la ONG La Choza, explicó que su proyecto tiene que ver con impulsar el ecoturismo en la zona de los Esteros del Iberá, pero cuidando los recursos de agua para los pobladores de la zona. Por su parte, Horacio Moschen, de Fundapaz, y Jonathan Suárez, beneficiario directo del proyecto ganador, llegaron desde el norte de Santa Fe con una sonrisa de oreja a oreja. “Para la gente del lugar, lo que vamos a hacer con este premio es como la noche y el día. Pasarán de no poder tomar el agua del lugar, que hoy es una amenaza para la salud porque se está salinizando y la tierra posee arsénico, a tener acceso a agua segura gracias a un filtro especial que vuelve potable el agua de lluvia”, describió Horacio.

Por su parte, Pedro Ortíz, productor agroforestal de la comunidad Qom de Formosa, presentó una realidad difícil de imaginar para los presentes en el agasajo, realizado en pleno centro porteño: “Nuestro principal problema es que no tenemos agua. Ni un charco hay. Llueve poco y el sol es muy fuerte, lo que hace que se nos sequen las plantas”, graficó y enfatizó sobre la importancia que tendrá para ellos la construcción de un microembalse para poder sembrar. Liliana Abascal, coordinadora técnica de la Fundación Gran Chaco, resaltó que la propuesta busca “un encuentro entre la cultura ancestral de la comunidad y la tecnología”.

Manuel Jaramillo, Director General de la FVSA, destacó que en estos 11 años el certamen cumplió el papel de acercar agua segura a la población que más la necesita: “Hemos aprobado ya 27 propuestas y en casi todos los casos encontramos que, una vez finalizadas, se han consolidado proyectos que muchas veces eran ideas pequeñas y que lograron aumentar su escala, con lo cual benefician cada vez a más personas”. Terminada la celebración, ahora queda esperar qué nuevas iniciativas deparará la convocatoria 2018.

Si querés saber más sobre el Concurso de Agua, hacé click acá