Se trata de un nuevo paso del Convenio Marco de colaboración firmado entre la Municipalidad de Puerto Iguazú, Coca-Cola Argentina, su socia embotelladora Arca Continental, organizaciones de la sociedad civil y diferentes cámaras y entidades locales.

Algo tan simple como colocar cestos de diferentes colores y brindar información precisa sobre qué materiales descartar en cada uno de ellos puede generar un profundo cambio de hábitos y lograr un impacto directo en el cuidado del ambiente. Con eso en mente, y el objetivo de que docentes, alumnos y vecinos de la zona tuvieran más opciones en donde depositar sus residuos reciclables, el Municipio de Puerto Iguazú, Coca-Cola Argentina y su socia embotelladora Arca Continental, impulsaron la instalación de Eco Puntos en tres escuelas de esa localidad misionera, emblema del turismo ecológico por sus imponentes Cataratas.

Los establecimientos que recibieron la novedad son la Escuela Normal Superior N°8, el Instituto San Lucas-Escuela Provincial N° 947, y la Escuela Provincial N° 164: cada una de ellas tiene ahora cestos diferenciados para depositar residuos plásticos, de aluminio o papeles y cartones. Además, en la escuela Nº 164 se realizó un taller ambiental con alumnos de 7º grado en el que aprendieron, entre otras cosas, cómo separar de manera adecuada los residuos. Tuvo la particularidad de haber sido transmitido en vivo a través de la web, lo que permitió amplificar los mensajes y llegar a unos 2.500 jóvenes más. “Veníamos hablando de estos temas con los niños desde hace varios años, así que el taller y el nuevo Eco Punto nos permiten profundizar ese trabajo”, celebró en diálogo con Journey Elisabeth Morinigo, docente de la institución.

La capacitación a los alumnos duró una hora y media y estuvo encabezada por autoridades municipales y representantes de organizaciones expertas en el tema. Una vez finalizada, los participantes se convirtieron en promotores ambientales y se les planteó el desafío de difundir lo aprendido entre el resto de los 340 alumnos del establecimiento. “Ahora las charlas las dan ellos, yendo de aula en aula”, detalló Elisabeth.

“Lo más lindo de todo es que en cada recreo te encontrás siempre con un grupito que se organiza para separar sus propios residuos”, añadió la docente, y resaltó que hasta hay quienes traen bolsas con reciclables desde sus casas. “Eso significa que el mensaje viaja y que también está impactando en los hogares”, reflexionó.

Un nuevo fruto

La iniciativa en las escuelas se enmarca dentro del convenio marco de colaboración firmado en 2019 entre la Municipalidad de Puerto Iguazú, múltiples cámaras y entidades locales, Coca-Cola Argentina, su socia embotelladora Arca Continental y organizaciones de la sociedad civil como UnidadCom, entre otros actores. Se trata de un acuerdo que busca generar un ámbito de trabajo conjunto que impulse un modelo de desarrollo sostenible en esa ciudad misionera para la consolidación de una verdadera economía circular, en armonía con la naturaleza de manera de garantizar los recursos para las próximas generaciones.

La alianza multisectorial también permitió reparar la línea de separación de la enorme planta de reciclaje instalada en las afueras de la ciudad, una acción que revalorizó el predio y su maquinaria, y además aportó equipamiento de seguridad para los miembros de la cooperativa que la comanda.

Para Coca-Cola Argentina, este tipo de iniciativas significan un paso más hacia Un Mundo sin Residuos, el compromiso global de la Compañía con el que se comprometió a recuperar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030, cifra que en el país ya alcanza el 54%.

¿Querés saber más sobre iniciativas de reciclaje en el país? En esta nota te presentamos la Ruta Verde, el proyecto sustentable que une ocho localidades del noroeste bonaerense para recolectar y reciclar plástico PET.