El derecho al agua va de la mano de la sustentabilidad, la equidad, el desarrollo económico y la vida. Por eso, el Seminario Internacional “Del derecho al agua al derecho al futuro” convocó en Buenos Aires a referentes de todos los sectores de la región. Organizado por el Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro (IDGCE), Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) y la Fundación de los Trabajadores Sanitaristas para la Formación y el Desarrollo (FUTRASAFODE), con apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el encuentro sirvió para debatir sobre cómo garantizar la distribución de este recurso imprescindible y la preservación de las cuencas hídricas.

Si bien el derecho al agua limpia y al saneamiento figura como el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, la directora del Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU) en Buenos Aires, Tamar Hahn, aseguró en el encuentro que “el agua tiene que ver con el cumplimiento de los 17 objetivos de la Agenda” porque atraviesa de manera transversal todos los factores de desarrollo.

“El agua es un derecho humano”, remarcó por su parte monseñor Roque Paloschi, el religioso brasileño que trabaja junto a pueblos originarios en el Amazonas. “Nuestra supervivencia depende de un ecosistema sustentable”, agregó. Y llamó a construir una nueva cultura del agua.

Soledad Izquierdo, Vicepresidente de Políticas Públicas, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola para el Sur de América Latina, fue una de las oradoras del encuentro. Compartió junto a Tamar Hahn y monseñor Roque Paloschi el panel “La comunidad como protagonista del Desarrollo Económico y los Desafíos del Desarrollo Sustentable”.

“El agua es el recurso más preciado que tenemos en el planeta y, como tal, en Coca-Cola estamos súper enfocados en la protección y el uso eficiente de ese recurso y, sobre todo, en proveer el acceso a las comunidades en las que operamos”, destacó en el histórico Palacio de las Aguas Corrientes de Buenos Aires.

Luego, Soledad explicó que, en torno al agua, la Compañía se enfoca en cinco áreas:

·      Hacer un uso responsable y eficiente del recurso en los proceso de fabricación de sus productos y procesos productivos;

·      Mejorar el acceso a agua segura y saneamiento en la comunidad;

·      Proveer agua para uso productivo a lo largo de la cadena agrícola;

·      Proteger las cuencas hídricas a través de diferentes iniciativas de cuidado del ecosistema y preservación del ciclo evolutivo del agua;

·      Educar y elevar la conciencia sobre el cuidado del agua.

“El agua es la base de la vida. Es el recurso al través del cual tenemos salud, bienestar, crecimiento y desarrollo económico”, declaró Soledad.

En el mismo panel, Nicolás Wertheimer, fundador de Proyecto Agua Segura, destacó la importancia de la educación y la cooperación para garantizar la provisión de este recurso indispensable en las comunidades más necesitadas. La colaboración entre el sector público, las empresas privadas y la sociedad civil es clave a la hora de gestar soluciones, recalcó.

La ejecutiva de Coca-Cola explicó también que la Compañía lleva adelante 4.000 iniciativas alrededor del mundo centradas, fundamentalmente, en el uso responsable del agua durante la producción de todas sus bebidas. “Desde hace más de una década nos comprometimos a trabajar globalmente para reabastecer a la naturaleza el agua que utilizamos en nuestros procesos. El objetivo lo fijamos para 2020, pero la realidad es que lo conseguimos en 2015, cinco años antes de lo previsto”, destacó.

En Argentina, Coca-Cola apoya a Proyecto Agua Segura desde 2016 y junto a la Fundación Vida Silvestre organiza desde hace 12 años el Concurso de Agua, a través del cual ya se les dio impulso a más de 30 proyectos en todo el país relacionados con el acceso al agua o la protección de cuencas, lo que redundó en un beneficio –directo e indirecto– para unas 641.000 personas. A la vez, trabaja junto a otras organizaciones comunitarias a nivel global, entre ellas la ONU, Nature Conservancy, WWF y Avina. “No se puede trabajar en algo tan importante y tan difícil de manera aislada. Tenemos que hacerlo juntos, de la mano”, instó Soledad ante un nutrido auditorio integrado por especialistas, estudiantes y representantes de la sociedad civil.

Si querés saber más acerca de las iniciativas de Coca-Cola para cuidar el agua, hacé click acá