Maria Idilia Herrera Castro trabajó más de 30 años como maestra, y su esposo Edgardo Fallas Giménez 45 años como odontólogo. Actualmente jubilados, ahora viven en una finca en Valle Central de Costa Rica.

Luego de desarrollar algunos proyectos de ganadería, descubrieron su interés por conservar la naturaleza deslumbrante de estas montañas, pasión que los llevó a formar parte del Proyecto Agua por el Futuro. Por ese motivo, cedieron 12 hectáreas de sus terrenos para que fueran conservadas como bosques.

“Siempre quisimos tener un lugar donde ir a pasar las vacaciones, descansar, compartir con la familia y disfrutar de las caminatas en la montaña”, cuenta Maria Idilia.  Hoy la pareja disfruta la belleza del lugar con una satisfacción extra: “Nos da orgullo que nuestras fincas puedan dar algo bueno para toda la sociedad”, dice Edgardo.

María Idilia y Edgardo celebran la recuperación del bosque en las zonas protegidas. Para ellos es un legado para las futuras generaciones. “Los pequeños caminos que existían fueron tapados por el bosque: sólo se ve montaña y bosque”, cuenta Edgardo. “Los árboles son una belleza”, agrega María Idilia a su lado

A partir de esta acción la pareja motorizó otras iniciativas de conservación en su finca, como la de prohibir la cacería.  “Queremos que los jóvenes vengan hasta aquí para que disfruten de la belleza de la montaña, del beneficio del aire puro, una buena caminata, el bosque y el paisaje”, invita María Idilia.

La Compañía Coca-Cola entiende la función vital del agua para la vida y el futuro sustentable de las comunidades en las que opera; por ese motivo, se comprometió a reabastecer a la naturaleza el 100% del agua que emplea en sus productos y procesos productivos. Esa meta se alcanzó en 2015, 5 años antes de lo previsto. Para conseguirlo, se trabaja sobre tres pilares: reducción del consumo de agua en las plantas, tratamiento y reutilización y reabastecimiento a la naturaleza a través de proyectos como Agua para el Futuro.

En Argentina, desde hace 12 años la Compañía Coca-Cola organiza junto a Fundación Vida Silvestre el Concurso de Agua, que promueve proyectos de acceso y conservación del agua en todo el país. El certamen, que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, ya financió 30 proyectos en 14 provincias, beneficiando a un total de 641.000 personas. Por otra parte, este año se avanzó en la creación del primer Fondo de Agua de Argentina para proteger la cuenca del río Mendoza, una iniciativa en la que participa Coca-Cola de Argentina junto a Aguas Mendocinas Sociedad del Estado, el Departamento General de Irrigación de la Provincia de Mendoza, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia de Mendoza, Cervecería y Maltería Quilmes, Aguas Danone de Argentina S.A. y TNC Argentina, en representación de los socios de la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua: el Banco Interamericano de Desarrollo, Fondo para el Medio Ambiente Mundial, Fundación FEMSA y la Iniciativa Internacional de Protección del Clima.