En el marco del Día Mundial del Ambiente te mostramos los controles de seguridad e higiene a los que son sometidos nuestros envases retornables antes de tener una nueva vida.

¿Sabías que una botella de vidrio retornable de Coca-Cola puede reutilizarse unas 35 veces? ¿Y que una de plástico PET puede hacer el camino de ida y vuelta de tu mesa a la embotelladora hasta en 12 oportunidades? Estos envases, que permiten reducir la generación de residuos y de esa manera contribuir al cuidado del ambiente, se han convertido en uno de los pilares de Un Mundo sin Residuos, nuestro compromiso global para recuperar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que ponemos en el mercado para 2030.

¿Sabías que el 35% de las ventas de Coca-Cola en Argentina corresponde a envases retornables? ¿Y que una vez concluida su vida útil, o si no están en condiciones de ser reutilizados, los envases retornables se apartan del circuito comercial para ser reciclados y convertidos nuevamente en materia prima para fabricar otros objetos o nuevas botellas, que renuevan el ciclo?

En este video te mostramos el camino circular de nuestras botellas, desde que las dejás vacías en tu almacén hasta que regresan al comercio listas para ser comercializadas nuevamente.


Si querés conocer más sobre nuestro trabajo para cuidar el ambiente podés hacer click acá