Su nombre y su acento delatan su origen: no hay dudas de que Ethel Bonnet-Laverge es francesa. Sin embargo, desde hace 10 años esta experta en sustentabilidad desarrolla en la Argentina su pasión por el cuidado del medio ambiente como consultora de corporaciones, empresas y PYMES. En su tiempo libre busca, además, contagiar a otros su amor por hacer las cosas de una manera diferente. Es así como en 2007 nació Green Drinks Buenos Aires, la versión porteña de los espacios de debate, intercambio y ‘networking’ que hace tres décadas se pusieron en marcha en el Reino Unido y que ahora se realizan en los cinco continentes.

Green Drinks surgió como un espacio relajado de charlas en bares para abordar temas ambientales, con el objetivo de generar sinergias y más conciencia sobre las problemáticas relacionadas con el medio ambiente. Eso fue creciendo hasta el día de hoy, que se convirtió en una red internacional con presencia en más de 600 ciudades”, explica Ethel a Journey mientras recorre la reserva ecológica de la Costanera Sur. Y agrega: “Conocí Green Drinks en París y me gustó mucho, ya que es una excelente forma de conocer el universo de personas interesadas en la sustentabilidad y conectar con los emprendedores o los invitados a exponer. Fue así que quise replicar esos encuentros en la Argentina”.

Esta parisina de 34 años no está sola en la iniciativa que se realiza “a pulmón” en Buenos Aires. Entre otros la acompaña Nicolás Cludius, un brasileño de nacimiento pero de padres argentinos y con una amplia experiencia profesional asesorando a empresas y gobiernos nacionales y locales para ser más sustentables. “A nuestras reuniones acuden muchos emprendedores con ganas de saber qué es lo que están haciendo otros en relación al cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad. También participan profesionales del sector privado y público, lo que hace de Green Drinks un espacio ideal para poner en contacto a personas que, de otro modo, quizás sería difícil que se conocieran para intercambiar experiencias”, destaca Nicolás.

Comunidad virtual

La dinámica de funcionamiento de Green Drinks es tan simple como efectiva. Su comunidad virtual está formada por 3.000 personas y son los “asociados” los que proponen los temas a tratar y debatir en las reuniones presenciales que se realizan cada dos meses en lugares distintos, ya sean cafés o espacios comunales. “Buscamos una diversidad amplia de temas y no solo tratar lo ambiental, sino también lo social. Abordamos cuestiones como inclusión social, alimentación ecológica, arquitectura sustentable o tecnología para la sustentabilidad”, puntualiza Ethel.

Durante estos encuentros algunos de los asociados se convierten en voluntarios de la organización y ayudan en diversas tareas: desde la recepción de los invitados hasta la filmación de los debates para su posterior difusión y amplificación en la redes sociales, lo que evidencia que Green Drinks es, realmente, un espacio colaborativo. La entrada a los encuentros es libre y gratuita, pero se requiere inscripción previa en la web de la organización.

Si querés saber más sobre el compromiso de Coca-Cola con el medio ambiente y la sustentabilidad, visitá está página.