Como si lo hubieran pintado especialmente para la ocasión, un radiante mediodía de primavera sirvió de marco perfecto para que Coca-Cola FEMSA Argentina anunciara oficialmente que el acuerdo establecido en 2018 con YPF Luz alcanzó su ambicioso objetivo:  el 100% de la energía que utiliza en sus dos plantas de producción de bebidas en el país ya proviene de fuentes renovables.

 

El hito fue celebrado con un acto en la planta de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, del que participaron el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié; su viceministro, Sergio Federovisky; el Coordinador de RSU de ese Ministerio, Manuel Mateu; y el Intendente local, Fernando Gray.

 

Los invitados recorrieron la planta y se interiorizaron de los detalles de esta nueva apuesta sustentable, que permitió, desde el inicio del convenio, evitar una emisión de 21.100 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera gracias al aprovechamiento de la energía que generan los parques eólicos de Manantiales Behr, en Chubut, y Los Teros, en Buenos Aires.

 

La energía del viento obtenida de los grandes aerogeneradores es transportada a una Subestación de YPF Luz para integrarse al Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica (SADI) y llegar a la Subestación de Coca-Cola FEMSA. Desde allí se la distribuye tanto a la planta de Monte Grande como a la de la avenida Amancio Alcorta, en el barrio de Pompeya.

 

“Vinimos para alentar esta decisión de apuntar a la eficiencia energética. Creemos que ese es el camino”, precisó el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación en diálogo con Journey. Y destacó la importancia de que las grandes empresas se permitan pensar a largo plazo, incluso en un contexto adverso como el actual: “Siempre tenemos que celebrar las inversiones, la diversificación de las compañías que generan empleos de calidad. Esa es la labor que debemos afrontar de manera mancomunada entre los sectores público y privado”.

 

Federovisky, su viceministro, abundó: “El Estado tiene que hacer su parte generando las condiciones para incentivos y estímulos, pero los privados también deben comprometer sus inversiones para ser cada vez más sustentables”. Y agregó: “Para las compañías de este calibre, el consumo energético y la procedencia de esos recursos es algo trascendente y central, y debería ser un compromiso compartido por toda la industria hacia adelante”.

 

Con esta iniciativa, Coca-Cola FEMSA supera ampliamente la meta de utilizar 20% de energía limpia para el año 2025 que fijó la Ley N° 27.191 al modificar el Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía. 

 

COCA_COLA_FEMSA_YPF_LUZ
Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina, dialoga con el Ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié.  

 

Apuesta al futuro

El camino para alcanzar el logro de la socia embotelladora de Coca-Cola en Argentina comenzó dos años atrás, y avanzó de manera paulatina hasta llegar hoy al objetivo final del 100% de uso de energías renovables. La reconversión requirió una fuerte readaptación interna para disminuir en un 30% el consumo de energía eléctrica en la cadena de producción, lo que permitió que, entre las dos plantas, se lograra una demanda eléctrica inferior a los 12 millones de kilovatios por mes.

 

“Para alcanzar nuestro objetivo realizamos una medición online de nuestros parámetros de trabajo, tecnificando a los operarios y utilizando nuevas herramientas”, explicó Ignacio Rodríguez Mallaina, Director de Supply Chain de Coca-Cola FEMSA Argentina. Y dio un ejemplo claro sobre cómo la mirada puesta en ser más eficientes les permitió optimizar los procesos en lugar de apelar a recortes: “A partir del monitoreo constante pudimos poner el foco en la temperatura a la que llenamos las bebidas; cuanto menos frío necesitemos para lograr el punto óptimo de carbonatación de nuestros productos, más energía ahorramos, lo que se traduce también en una menor emisión de gases de efecto invernadero”.

 

 

“A nivel personal, estos son los momentos que a uno lo llenan y lo acompañan dentro de toda su carrera profesional. Estás haciendo algo no solamente para tener un resultado para la Compañía, sino que además estás dejando algo más para la comunidad y para las generaciones que vienen atrás”, añadió el ingeniero industrial.

 

Por su parte, Dolores Rey, Gerente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA Argentina, rescató el valor de las acciones para cuidar el planeta. Y concluyó: “Que hayamos alcanzado esta meta tiene la fuerza de haber cumplido con lo prometido, y eso a todos nos resulta muy valioso. Este es uno de esos hitos que van a quedar en la historia de la Compañía”.

 

Si querés saber más sobre las acciones de Coca-Cola para cuidar el ambiente hacé click acá