El trabajo conjunto de todos los sectores de la sociedad es la mejor receta a la hora de pensar en soluciones ambientales a largo plazo. Con eso en mente, Coca-Cola Argentina, su socia embotelladora Coca-Cola FEMSA Argentina y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidieron unir fuerzas a través de la firma de un convenio marco que sienta las bases para futuras colaboraciones, con el foco puesto en los materiales reciclables y el progreso hacia un esquema de economía circular.

En concreto, el acuerdo establece un plan de 10 puntos entre los que se destacan la reducción del uso de recursos no renovables, la promoción de criterios de diseño sustentables, la difusión de un modelo de consumo responsable, la promoción del intercambio de información entre los sectores público y el privado, y la conformación de equipos de trabajo que permitan llevar a cabo estudios y acciones concretas. Rubricado en las oficinas de la planta de la embotelladora en el barrio porteño de Nueva Pompeya, la firma fue el puntapié de un proceso que apuesta al largo plazo.

“A través de este compromiso estamos construyendo los cimientos, la estructura que a futuro le dará contenido a nuevos convenios y programas”, explicó a Journey Dolores Rey, Gerente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA Argentina, quien destacó que la iniciativa se enmarca dentro de Un Mundo sin Residuos, el compromiso global de la Compañía de recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030. “En un año tan complejo, para nosotros es un orgullo dar nuevos pasos en temas ambientales, y seguir generando acciones positivas para la comunidad”, agregó.

El acto contó con la participación de Eduardo Macchiavelli, Secretario de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires; Renzo Morosi, Presidente de la Agencia de Protección Ambiental (APrA); Fernanda Salerno, Gerente de Relaciones Institucionales de Coca-Cola Argentina; Ignacio Rodríguez Mallaina, Director de Supply Chain de Coca-Cola FEMSA Argentina; y Máryuri Rondón Borrero, Gerente de Planta de Coca-Cola FEMSA Argentina.

FEMSA_GCBA_ACUERDO
Eduardo Macchiavelli, Secretario de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires (izq.) e Ignacio Rodríguez Mallaina, Director de Supply Chain de Coca-Cola FEMSA Argentina, firmaron el convenio marco.

Luego del acto formal, los invitados aprovecharon para recorrer la planta e interiorizarse sobre los procesos que buscan generar cada vez menor impacto ambiental, como los trabajos para reducir el consumo de agua o la reciente confirmación de que el 100% de la energía que utiliza Coca-Cola FEMSA Argentina en sus plantas proviene de fuentes renovables.

“Para el Gobierno de la Ciudad es muy  importante la colaboración del sector privado, porque la acción del Estado llega a un punto en el que se ameseta”, aseguró el Secretario de Ambiente porteño. En sintonía, el Presidente de la Agencia de Protección Ambiental destacó que este tipo de acuerdos marco permiten a la Ciudad avanzar hacia su ambicioso objetivo de ser carbono neutral para 2050. “Tiene que ver con apostar a la economía circular, al empleo verde y al aumento del porcentaje de material recuperado y reciclado. Por eso para nosotros no hay nada mejor que una empresa como Coca-Cola FEMSA tome este tipo de iniciativas, y es nuestro objetivo trabajar día a día para ver cómo nosotros, desde el Estado, podemos ayudar”.

FEMSA_GCBA_ACUERDO
Los funcionarios porteños recorrieron la planta, donde se interiorizaron sobre las iniciativas de la embotelladora para reducir su impacto ambiental.

El Director de Supply Chain de Coca-Cola FEMSA Argentina coincidió con los funcionarios porteños: “Las dos partes tenemos claro que vamos a seguir trabajando en estos temas en los próximos años, entonces qué mejor que sentarnos a hacerlo juntos. Si trabajamos a la par desde el inicio, vamos a conocer mejor cuáles son las necesidades mutuas y trabajando articuladamente vamos a llegar a mejores resultados que si fuéramos cada uno por su lado”.

A modo de cierre, Eduardo Macchiavelli puso énfasis en el potencial de acciones como estas en una urbe del tamaño de tiene Buenos Aires: “Cada día, 6,5 millones de personas consumimos, trabajamos, estudiamos y vivimos la Ciudad, así que es fundamental el trabajo para que seamos cada vez más los que nos involucremos con la necesidad de recuperar residuos y generar este concepto de economía circular”. Y concluyó: “Debemos generar un efecto contagio en los demás y una empresa como Coca-Cola FEMSA cumple un rol central para eso”.


 

Si querés saber más sobre las acciones de Coca-Cola Argentina para cuidar el Medio Ambiente hacé click acá.