Con una superficie superior a las 67.600 hectáreas y las Cataratas como imán indiscutido de visitantes de todo el mundo, el Parque Nacional Iguazú es un reservorio natural que, con el tiempo, se convirtió en sinónimo de turismo ecológico.

Marcela Elía, ecoguía en el Parque desde hace 32 años, conoce como pocos tanto las características del lugar como las costumbres de los turistas, algunas veces incompatibles con el entorno. “Gracias al trabajo público y privado, la zona se ha convertido en un lugar masivo. Controlar todo este movimiento de personas se torna difícil, pero con un poquito de cada uno podemos mejorar las cosas, tal como nos demandan las nuevas generaciones”, señaló a Journey.

Con eso en mente, y en plena temporada de vacaciones, Marcela propuso cinco consejos muy fáciles de cumplir y que funcionan no sólo en Iguazú sino también a la hora de visitar cualquier otro espacio natural.