El camino para reciclar los residuos sólidos comienza cuando depositamos nuestra bolsa en un punto verde. Recién allí se inicia un largo proceso que involucra a muchas personas: desde los recolectores hasta quienes clasifican y preparan todo ese material para que luego pueda ser reconvertido una vez más en materia prima.

Fernanda Alderete, de la cooperativa Creando Conciencia, nos ofrece cinco consejos sencillos y útiles para maximizar las posibilidades de que esos residuos ingresen al circuito sustentable, y ayudar a que los trabajadores hagan su labor de manera fácil y segura.

Si querés conocer por dentro cómo trabaja una planta de reciclado leé esta nota.