Ni mantel a cuadros ni canasta de picnic: cerca del mediodía, bajo un sol radiante que le hizo justicia al Día de la Primavera, unas 40 personas se dieron cita en la entrada de la Reserva Ecológica de Buenos Aires. Una vez repartidos los guantes y las bolsas de consorcio, dieron  inicio a una de las actividades programadas en el país en el marco del Día Mundial de la Limpieza.

La iniciativa, que se realiza en simultáneo en todo el planeta el tercer sábado de cada septiembre, comenzó en Estonia en 2008. Que este año haya caído el 21 fue una alegre coincidencia para los habitantes del hemisferio sur, y resultó ideal para celebrar una fecha tan ligada a la conexión con la naturaleza. La propuesta en Puerto Madero tuvo forma de plogging, actividad que combina el trote con el ejercicio de limpiar el tramo que se recorre. Partiendo desde la entrada norte de la Reserva Ecológica, los participantes recorrieron ida y vuelta el boulevard de la avenida Giralt y sus alrededores, en una especie de rastrillaje saludable. En apenas una hora recogieron el equivalente a 19 bolsas de residuos orgánicos y reciclables, que luego fueron depositadas en los respectivos contenedores.

¿Los desechos más frecuentes? Colillas de cigarrillos, latas y tapitas. “A simple vista parecía que la zona estaba limpia, pero una vez que iniciamos el recorrido nos dimos cuenta de que había mucho por recolectar”, le dijo a Journey Luis Dalle Nogare, que apeló a su experiencia previa para guiar a los novatos. Yésica Repetto, runner aficionada que justo había terminado de correr a metros de allí junto a su grupo de los sábados, enseguida decidió sumarse. “Así como vas al gimnasio, en este caso hacés sentadillas mientras limpiás. Es otra forma de entrenarte”, resumió. Otros se acercaron al lugar especialmente, como Guillermo Lescano, que quiso hacer en equipo algo que ya practica en soledad: “Siempre que salgo a correr voy juntando los residuos que veo y los tiro en los cestos”, aseguró.

Un fenómeno global

Es difícil llevar la cuenta de la basura total recolectada porque muchas de las acciones que se realizan son informales, pero la organización Let’s Do It World, que monitorea las actividades del Día Mundial de la Limpieza, confirmó que en esta edición participaron al menos 20.000.000 de personas en 179 países de todo el planeta.

En Argentina, por lo pronto, se contabilizaron 256 puntos de encuentro distribuidos en todo el país. Al cierre de esta nota el relevamiento de la ONG local que llevó adelante la convocatoria, “¡Vamos a Hacerlo, Argentina!”, había procesado recién el 30% de los datos, pero incluso con esos números preliminares ya hubo motivos para celebrar: daban cuenta de 115.697 kilos de basura recogidos por 10.700 voluntarios.

PLOGGING
Los voluntarios que recorrieron las inmediaciones de la Reserva Ecológica recogieron en total el equivalente a 19 bolsas de residuos.


Ilusionado por las métricas, el Director de la ONG, Jhon Ruiz, destacó el hecho de que el evento es apenas el puntapié inicial: “Vemos que muchos grupos invitaron a nuevas personas a participar este año y que al finalizar la jornada tienen el deseo de seguir generando acciones de limpieza. Todo eso nos llena de alegría y esperanza”.


 

Si querés conocer las iniciativas de Coca-Cola en relación al cuidado del medio ambiente, hacé click acá