Coca-Cola lanzó en Japón su primera bebida frozen. Pero la novedad no termina allí: la Coca-Cola frozen Lemon se ofrece en un envase comprimible provisto de un pico que emula un sorbete, para refrescar a los consumidores japoneses durante el caluroso verano.

Japón, mercado en el que cada año se lanzan alrededor de 1.000 nuevas bebidas, sigue siendo un verdadero semillero de innovación para la Compañía. Coca-Cola Frozen Lemon siguió a los recientes lanzamientos de Coca-Cola Peach (Durazno) y Coca-Cola Plus, bebida con fibra dietética considerada Alimento de Uso Específico para Salud (FOSHU, por sus siglas en inglés).

Coca-Cola Japón dedicó más de ocho años de trabajo a la investigación, desarrollo y testeo de ingredientes para perfeccionar la tecnología de refrigeración y la receta para crear la Coca-Cola Frozen Lemon. Este novedoso empaque permitirá a los consumidores japoneses, que sienten una gran afinidad tanto por la novedad como por las bebidas innovadoras y heladas, disfrutar de la nueva bebida sin mojarse las manos.

El lanzamiento de Coca-Cola Frozen Lemon respalda la visión del CEO de Coca-Cola, James Quincey, de avanzar hacia una Compañía integral de bebidas, impulsada por una cultura emprendedora y en constante innovación. Esto incluye adoptar un enfoque de “prueba y aprendizaje” en I + D y desarrollar marcas e ideas exitosas en todo el mundo.