Este verano el robot M.A.R.T.A. se renovó y luce diferente, con un aspecto a tono con las tendencias de hoy: gorrita para atrás, cadenas y hasta tatuajes componen su nuevo look a todo ritmo o, como dicen los más chicos, A.T.R. ¡Se nota que se preparó para llegar a la temporada con todo! Famoso por su capacidad de reconocer una Coca-Cola sabor Original de una Sin Azúcar, el Modelo Avanzado Robótico de Testeo Automático vuelve a desafiar a los veraneantes.

Presente en los paradores de Coca-Cola en San Bernardo, Villa Gesell y Monte Hermoso,  el desafío que propone M.A.R.T.A. es sencillo: un miembro del staff le acerca al participante un vaso de Coca-Cola, sin revelar si se trata de la versión Original o la Sin Azúcar. Luego de la degustación, el participante anuncia su veredicto. Llega entonces el turno de M.A.R.T.A., que se toma 10 segundos para procesar la información y determinar de qué versión se trata, con un 100% de efectividad. Una de las muestras de que su trabajo no es sencillo son los ruidos computarizados que realiza durante el proceso y dejan entrever los cálculos y el esfuerzo que debe hacer para resolver el desafío.

PARADOR_COCA_COLA_VILLA_GESELL
Luego de 10 segundos de análisis, el Modelo Avanzado Robótico de Testeo Automático está listo para dar su veredicto. ¡Y nunca falla! 

“¡Correcto! Te aplaudiría,... ¡pero no me llegan los brazos!”, bromea M.A.R.T.A. cuando alguien acierta. Esa una de las tantas frases que arroja a los veraneantes que se animan a poner a prueba su capacidad como catadores, demostrando que, además de buen  paladar, tiene sentido del humor.

¿Cuál es su secreto para acertar en el 100% de los casos? Ese es uno de los grandes misterios de la temporada. Desconfiado por naturaleza, el equipo de Journey intentó derrotar al robot una y otra vez, pero no hubo caso: M.A.R.T.A. es realmente imbatible. Quienes coinciden con su sentencia se llevan una botella de regalo: tanta confianza se tiene el androide que el premio es para los que empatan.