Cuando comenzó la explosión de las startups en California, durante los primeros años del siglo XXI, Federico Schnoller se estaba formando como economista en los Estados Unidos. Allí descubrió el mundo del emprendedurismo y sintió un verdadero flechazo. Hoy, a los 39 años, este argentino se animó a dar el salto y abrió en Buenos Aires el primer espacio de coworking local del sello internacional Impact Hub, una red que nació hace 15 años en Viena, Austria, con la idea de generar un lugar de encuentro entre emprendedores y convertirse en una incubadora de negocios.

“Sentí que tenía que conectarme con gente distinta y reinventarme después de muchos años de trabajar en relación de dependencia. A muchos nos pasa en el mundo de la sustentabilidad que, una vez que trabajás a fondo en estos temas, ya no hay vuelta atrás. Suele ser un punto de no retorno”, confiesa el economista que, luego de trabajar en marketing para Coca-Cola como líder de proyectos vinculados a la sustentabilidad, decidió dar un giro a su vida y se radicó en Suiza, donde realizó una Maestría en negocios sustentables, economía circular y triple impacto. Fue allí donde conoció Impact Hub, y quiso traerla a la Argentina.

En la actualidad, Impact Hub posee 15.000 socios en 100 ciudades del mundo; emprendedores que buscan un ecosistema diferente donde trabajar, hacer negocios, relacionarse, inspirarse y generar networking. El capítulo local de la red abrió recientemente sus oficinas en un amplio galpón del Distrito Sur de Tigre, un espacio impulsado por la municipalidad de esa localidad bonaerense para revitalizar esa zona de la ciudad. “Elegimos instalarnos a unos 30 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, porque sentimos que era el lugar adecuado, ya que apostamos al vínculo vecinal y al desarrollo de los ecosistemas locales y más cercanos”, amplía Federico.

Aceleradora de ideas

Impact Hub es una incubadora de negocios que acompaña a los emprendedores y acelera el crecimiento de sus proyectos a través de asesoramiento, capacitación y asistencia financiera. Mediante un programa de mentoría, los socios de esta red reciben ayuda para hacer crecer sus negocios de una manera sustentable. “Impact Hub está abierto a todos los emprendedores, no necesariamente deben apostar por proyectos basados en la economía circular. Con el tiempo seguramente lograremos que comprendan los beneficios de sumarse. Tenemos que trabajar fuera de la tribu y de adentro para afuera”, bromea Federico.

En Buenos Aires, los primeros clientes que buscaron esa filosofía fueron justamente Federico y su socio: desde la consultora que armaron en las instalaciones de Tigre ambos asesoran a la Organización de las Naciones Unidas, gobiernos, instituciones y empresas en cuestiones vinculadas a la economía circular y el triple impacto. Pero el proyecto se va afianzando e Impact Hub Buenos Aires ya logró reunir 20 proyectos, cuyos responsables utilizan sus servicios de manera flexible. “Uno de los proyectos que estamos incubando y acelerando tiene que ver con un emprendedor que recicla las lonas de la vía pública de las publicidades para fabricar accesorios, carteras y cartucheras”, explica el representante de la red en Argentina. Para 2019, planifica la apertura de dos nuevas sedes, una en el barrio de Palermo y otra, en Núñez. Una ampliación que promete generar impacto.

Si querés conocer Green Drinks Buenos Aires, la versión porteña de los espacios de debate, intercambio y ‘networking’ de origen británico, leé esta nota.