Orgulloso, Javier Gurvich muestra su camión de Coca-Cola a control remoto. Pero ni Javier tiene 5 años, ni el camión salió nunca de su caja original: se trata del objeto favorito de su colección, fabricado a mediados de los años ´80. El detalle que hará sonreír a más de uno tiene que ver con que el control remoto…está unido al camión por un cable! 

Si querés ver la visita de los coleccionistas de Coca-Cola a la planta embotelladora de Coca-Cola Femsa, mirá esta nota.