En el marco de la visión de Coca-Cola por vivir en Un Mundo sin Residuos, DASANI acaba de anunciar una nueva serie de avances en materia de envases sustentables que ayudarán a eliminar el equivalente a 1.000 millones de botellas de plástico PET vírgenes de la cadena de producción de la Compañía en los próximos cinco años.

Además de introducir latas y botellas de aluminio, y de sostener el constante esfuerzo por aligerar todo su portafolio de envases, la marca de agua líder en Estados Unidos presentó ahora HybridBottles™ fabricadas con una combinación especial que incluye hasta un 50% de material vegetal renovable (PlantBottle) y PET reciclado (rPET).

“Estamos dándole un nuevo alcance a la década de inversión realizada en tecnología de punta de PlantBottle, al mismo tiempo que reducimos el plástico virgen en nuestra cadena de producción”, aseguró Sneha Shah, directora del grupo de Innovación de Envases de Coca-Cola North America. Y agregó: “Estas innovaciones forman parte de nuestro compromiso por incorporar materia prima reciclada y renovable para fomentar el avance hacia la economía circular”.

El equipo interdisciplinario de Innovación Técnica y Administración diseñó y desarrolló el HybridBottle en el nuevo Centro Tecnológico Corporativo de Ingeniería de Empaques de Coca-Cola en las afueras de Atlanta. El envase de 20 onzas estará disponible en Estados Unidos a mediados de 2020. Las HybridBottles –las primeras de su clase en EE.UU.– contienen hasta un 30% de rPET, un 21% de PlantBottle y un 49% de PET virgen.

Coca-Cola North America incorporó seis nuevos proveedores de rPET en 2019 para garantizar la calidad y el rendimiento constantes de los materiales de grado alimenticio que se utilizan en las botellas HybridBottles.

“Estamos adoptando un enfoque estratégico para adquirir rPET de proveedores ubicados en las proximidades de nuestras plantas de procesamiento con el objetivo de reducir nuestra huella de carbono total. Tomamos un enfoque de sustentabilidad de principio a fin para el diseño de envases”, agregó Shah.

Sneha Shah (izquierda), directora del grupo de I+D de envases de Coca-Cola North America (CCNA); Bruce Karas, vicepresidente de medio ambiente y sustentabilidad de CCNA; y Lauren King, directora de marca de DASANI.

Lauren King, directora de marca de DASANI.

El ágil proceso de I+D que impulsa la tecnología HybridBottle habla tanto de la mentalidad de crecimiento de la Compañía Coca-Cola –que da la misma prioridad a la velocidad y la calidad–, como del compromiso con sus ambiciosos objetivos de Un mundo sin Residuos. “Estamos alineados para integrar la sustentabilidad en todos nuestros planes de marca, movernos rápidamente y tomar medidas audaces con nuestro negocio, los consumidores y el planeta en mente”, aseguró Shah.

En esa misma línea, la Compañía está construyendo en simultáneo la cadena de valor y el plan de comercialización de HybridBottle. “Esto es algo nuevo para nosotros. En el pasado habríamos finalizado toda la cadena antes de desembarcar en el mercado”, explicó Shah.

La idea de reutilizar materiales de empaques como el PET o el aluminio es algo que interesa a los consumidores, dijo Shah, quien pasó 11 años en varios puestos vinculados con los empaques en General Mills y Avery Dennison antes de unirse a Coca-Cola en 2015.

“La gente exige transparencia en toda la cadena de valor de los productos y las marcas tienen su recompensa al hacer lo correcto cuando se trata de sustentabilidad. Sabemos que tenemos que seguir haciendo más, pero esta tendencia nos abre nuevas oportunidades”, dijo.

Chris Hellmann, Vicepresidente y Director General de Coca-Cola Freestyle, posa junto al DASANI PureFill dispenser.


DASANI PureFill 2.0: Innovación sin empaques

DASANI también está ampliando su plataforma de distribución de agua PureFill sin empaques y sumó 100 nuevas unidades en Estados Unidos en los últimos meses gracias a la tecnología de Coca-Cola Freestyle.

El concepto PureFill –que ofrece agua DASANI gratuita y ultrafiltrada y la opción de añadir sabores y/o carbonatación por un bajo precio– surgió en 2017 durante un taller interno al estilo “Shark Tank”, organizado por el departamento de I+D de Coca-Cola North America. Un equipo interdisciplinario de la Compañía lideró el diseño, desarrollo y comercialización de este centro de hidratación que tuvo su prueba piloto en los campus universitarios de todo Estados Unidos.

El prototipo funcionó muy bien para la prueba piloto y eventualmente la propuesta de PureFill superó los objetivos planteados inicialmente. La nueva generación de DASANI PureFill es una versión personalizada del dispensador Coca-Cola Freestyle, que reinventó la experiencia que proponen las máquinas de bebidas al ofrecer una gama sin precedentes de opciones en un formato divertido e interactivo. La máquina operada por pantalla táctil utiliza la tecnología de “microdosificación” para ofrecer casi 200 opciones de bebidas distintas.

“Se trata de un progreso natural. Fuimos capaces de crear una solución con la marca DASANI apuntando a la personalización y la experiencia de usuario que los aficionados al Freestyle esperaban, todo ello con una mínima reingeniería”, explicó Chris Hellmann, Vicepresidente y Director General de Coca-Cola Freestyle.

Más de 52.000 unidades de Coca-Cola Freestyle vierten 14 millones de bebidas al día en restaurantes, cines, tiendas minoristas, parques de diversiones y otros lugares en los Estados Unidos y en un puñado de otros países más.

“Durante la última década trabajamos para aplicar los fundamentos del Freestyle –una bebida de gran calidad, una variedad inigualable y una experiencia atractiva– a prototipos más pequeños”, explicó Hellmann.

Coca-Cola Freestyle 3100, por ejemplo, es una unidad de mostrador autónoma diseñada para restaurantes con espacio limitado en Europa. “Es más o menos del tamaño de un microondas, pero ofrece una bebida fría con gas o sin gas y de 35 a 45 opciones de sabores”, explicó Hellmann.

DASANI PureFill utilizará ahora el diseño del Freestyle 3100 para ofrecer una mayor personalización en un espacio más compacto en los campus universitarios, lugares de trabajo y lugares de recreación en todo los Estados Unidos.

“Esta tecnología ya está madura para el mercado, pero seguimos mejorando cada día la propuesta para el consumidor pensando en el largo plazo”, dijo Hellmann. Y concluyó: “En lugar de cruzarnos de brazos, satisfechos por lo logrado hasta ahora, tomamos la decisión de seguir probando, aprender y seguir intentando nuevas cosas una y otra vez”.