Ubicada a las puertas del Impenetrable chaqueño y a 250 kilómetros de Resistencia, Tres Isletas es la localidad cabecera del departamento de Maipú, un territorio complejo y diverso que combina áreas urbanas y rurales, donde abunda la producción agropecuaria, y zonas en las que se formaron pequeñas colonias alejadas de todo. En plena pandemia del coronavirus, ese escenario representa un desafío enorme para el Servicio de Pediatría del Hospital Jorge Vázquez, que absorbe toda la demanda de atención médica infantil del lugar –en un mes normal 650 niños se realizan allí controles médicos de rutina– y cuya estructura necesita ser apuntalada para afrontar una emergencia sanitaria.

Ante esta realidad, la Asociación Civil Escuela de Deportes Deportivo Maipú decidió poner manos a la obra y elaboró un plan para equipar una sala temporaria en la que se puedan mantener aislados a pacientes infantiles que presenten síntomas leves de Covid-19. La iniciativa fue apoyada por Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) y Coca-Cola Argentina, luego de participar en la convocatoria que alentaba a presentar proyectos que buscaran disminuir las consecuencias del coronavirus en las comunidades más vulnerables de nuestro país.

“Fue algo mágico: recibí el llamado para participar en la convocatoria apenas después de haber hecho una visita al hospital para ver cómo podíamos ayudar. Es como si se hubieran alineado los planetas”, asegura a Journey Marcela Duarte, Directora de la Escuela de Deportes Deportivo Maipú.

La propuesta de la institución que comanda Marcela está dividida en dos: la mayor parte de los $1.125.000 aportados por la Fundación Coca-Cola se destinarán a acondicionar un espacio del hospital en Tres Isletas para recibir casos positivos de coronavirus. La iniciativa, que ya está en marcha, permitirá contar con 10 camas completas y sus respectivos tubos de oxígeno, además de biombos, herramientas e insumos para el personal de salud y los pacientes, como barbijos, alcohol en gel, máscaras y hasta trajes epidemiológicos. “Es una especie de mini hospital de campaña, pero pediátrico”, grafica Marcela.

Gracias a la iniciativa el hospital sumará 10 camas adicionales. 

Conscientes de las otras problemáticas que enfrenta la zona, el resto del dinero se utilizará para la compra de dos motoguadañas que permitirán desmalezar los espacios públicos, una forma de colaborar con la prevención de enfermedades frecuentes como el dengue. “Como formadora de niños, la escuela de deportes no es ajena a la situación que la rodea, por eso es importante encabezar este tipo de proyectos y tenderle una mano a la comunidad toda”, afirma Marcela. Y agrega: “Ojalá que el coronavirus no llegue nunca a Maipú, porque sería muy difícil hacerle frente. Por eso tenemos que estar preparados, tomar todos los recaudos, prestar atención y respetar todos los protocolos”.

Para finalizar, la directora de la escuela deportiva es clara: “Todo este trabajo no se va a poder lograr sin empatía. Los profesionales de la salud dan la vida por la comunidad. Esto que hoy emprendemos gracias a Coca-Cola y Fundación Vida Silvestre es un gran puntapié inicial; es de esas cosas que le cambian la vida a la gente”.

Si querés saber más sobre el Concurso de Agua que desde hace 13 años organizan Coca-Cola Argentina y Fundación Vida Silvestre, hacé click acá