Por: Alexis Herman

El compromiso de The Coca-Cola Company con los Derechos Humanos es firme y requiere una constante revisión y reflexión. Hoy, más que nunca, nos enfrentamos a un entorno operativo dinámico y cambiante que obliga al negocio a evolucionar de manera constante. Tal cambio y adaptación han sido una constante para The Coca-Cola Company en sus más de 130 años y hemos trabajado para que la Compañía, nuestras marcas, operaciones comerciales y compromisos con las comunidades sean sensibles a los problemas clave y a las necesidades y expectativas del consumidor, tanto en la actualidad como en el futuro.

Es en ese espíritu y en un entorno operacional cambiante que nos sentimos orgullosos de lanzar una Política de Derechos Humanos actualizada. Esta política, que es la piedra angular de nuestro trabajo en esa materia, establece una base clara para la gestión de nuestro negocio, en sintonía con los principios globales generales como los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos.



El Comité de Revisión de Asuntos Públicos y Diversidad de la Compañía, que tengo el honor de presidir, supervisa esta política y  controla de cerca el trabajo en materia de derechos humanos de la Compañía y los esfuerzos continuos para garantizar que sean respetados en nuestra cadena de valor. La política actualizada refleja todo lo aprendido en  extensas consultas alrededor del mundo, en las que se involucró tanto a asociados como a las partes interesadas externas, de modo de identificar los principales riesgos potenciales para los derechos humanos asociados con nuestro negocio.

Con esta actualización apuntamos a abordar los riesgos que amenazan los derechos humanos de una manera integral en un esfuerzo por garantizar que la empresa no cause o contribuya a su lesión allí donde operamos.

Cualquier política es tan buena como su implementación. El desarrollo e implementación de la política actualizada de derechos humanos será un enfoque clave de la Compañía en los próximos días. Y, los líderes marcan la pauta, empezando por el CEO James Quincey, haciendo un llamado a todos los asociados para que sigan la política de Derechos Humanos actualizada y denuncien cualquier violación a ella sin temor a represalias.



Además, hemos traducido la Política de Derechos Humanos actualizada y las guías que la acompañan a más idiomas que antes, de modo de garantizar que los asociados comprendan completamente los compromisos asumidos por la compañía con todos los empleados y al mismo tiempo dejar en claro qué es lo que se espera de ellos. Esto se combinará con la capacitación de nuestros asociados y la socialización de esta política en todo el sistema Coca-Cola y con sus socios comerciales.

Alexis Herman

La colaboración y asociación son claves para avanzar en la defensa de los derechos humanos en The Coca-Cola Company. Esto va acompañado de un profundo y sincero compromiso dentro del sistema Coca-Cola y con las partes interesadas, impulsado por la decisión de trabajar juntos para garantizar que el respeto y promoción de los derechos humanos en nuestra cadena de valor de punta a punta.

Sinceramente,

Alexis Herman Signature Coca-Cola

Alexis Herman, presidente del Comité de Revisión de Asuntos Públicos y Diversidad, Junta Directiva, The Coca-Cola Company