Quedan menos de cuatro meses para que Buenos Aires se convierta en la capital mundial del deporte joven y ya se palpita el entusiasmo en la ciudad. Tal es la expectativa que genera la cercanía del inicio de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 –donde brillarán los mejores atletas de entre 15 y 18 años entre el 6 y el 18 de octubre–, que se inauguró en pleno centro porteño un gran cronómetro que realiza la cuenta regresiva hasta el día de la inauguración oficial.

El reloj de seis metros de altura fue ubicado a pasos del Obelisco, en el marco de una ceremonia especial que contó con la presencia de personalidades como Gerardo Werthein, Presidente del Comité Organizador de estos Juegos y miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) y el jefe de Gabinete de Ministros del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel.

“En 120 días, el mundo será testigo de una fantástica celebración deportiva que demostrará el poder de la juventud y el espíritu Olímpico”, destacó Gerardo. Por su parte, Felipe señaló: “En Buenos Aires nos enorgullecemos de hacer las cosas bien y puedo decirles que estos jóvenes atletas pasarán un tiempo fantástico aquí y se sentirán como en casa”.

Luego de la activación del reloj, se presentaron las campanas con las que se avisará a los corredores la última vuelta en la pista de atletismo. Fabricadas a mano en Suiza, constituyen una verdadera herencia olímpica que perdura en el tiempo.  Un claro ejemplo de la fusión de la tradición y la más alta tecnología para registrar las marcas de los atletas.

Como no podía ser de otra manera, el acto contó también con la presencia de Pandi, la mascota oficial de la competencia a realizarse en Buenos Aires, que representa a un yaguareté, animal declarado monumento natural nacional en 2001 por encontrarse en peligro de extinción. Según comunicó el Comité Organizador de Buenos Aires 2018, la misión de Pandi es “inspirar a la juventud a abrazar el deporte como herramienta para construir un mundo mejor, además de advertir sobre los riesgos de las especies que están en riesgo de desaparecer”. El evento cerró con el grupo Malevo y un rítmico y colorido show de música instrumental.

Coca-Cola, marca olímpica

Patrocinadora de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, Coca-Cola es la marca que acompaña desde hace más tiempo al Comité Olímpico Internacional (COI) en la organización de los Juegos Olímpicos. La relación comenzó en Ámsterdam 1928, punto de origen de una larga, fructífera y exitosa relación.

Para atender el bienestar de las personas, la marca refrescará a atletas, técnicos y espectadores durante el tiempo que dura la competencia, con opciones de bebidas isotónicas como Powerade, Coca-Cola Sin Azúcar y agua mineral BonAqua. Y trabaja con los Comités Olímpicos Nacionales en el apoyo a atletas y equipos de cerca de 190 países. Se sabe: una buena hidratación es clave para el rendimiento de los deportistas y en ese momento único la Compañía apuesta por ofrecerles lo mejor.

Si querés saber más sobre Coca-Cola y los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, leé esta nota