El titular de Cruz Roja Argentina, Diego Tipping, recibió a Journey para explicar cómo trabaja la filial local del organismo humanitario internacional y describir el alcance de “Argentina nos necesita”, la iniciativa solidaria que convocó a las empresas locales a donar fondos para fortalecer el sistema de salud público-privado del país. Coca-Cola Argentina se sumó a la campaña que, al cierre de este artículo, ya había recaudado casi $300.000.000.

“Es el mayor desafío de la historia de la Cruz Roja a nivel mundial”. Así, sin vueltas, define a la pandemia por el coronavirus Diego Tipping, Presidente de la filial argentina de la organización humanitaria internacional. Para hacer frente a este reto sin precedentes, Diego y sus colaboradores delinearon en nuestro país un plan de acción solidario integral acorde a las circunstancias, que se apoya en distintas iniciativas de recaudación de fondos para fortalecer el sistema de salud nacional. “Argentina nos necesita” es una de ellas y se destaca por haber batido todas las marcas: impulsada por empresas locales, al cierre de este artículo había alcanzado donaciones por $294.044.116,20. Un récord absoluto que aspira a seguir subiendo.

“Lo recaudado nos ayudó a llenar dos aviones con mercadería que ya están en camino a nuestro país”, grafica Diego. En esos vuelos llegarán insumos básicos de protección para el personal médico, como unas 300.000 mascarillas, más de 50.000 antiparras y 20.000 cajas de guantes de látex; pero también equipamiento que ampliará la capacidad del sistema de salud argentino más allá de esta pandemia, entre ellos 71 respiradores artificiales y cerca de 1.000 bombas de inyección volumétrica para unidades de terapia intensiva. “Lo mejor que nos puede pasar es que no tengamos que utilizar nada de esto, pero el objetivo primordial en una emergencia, y en esto desde Cruz Roja tenemos muchísima experiencia, es estar preparados para dar respuesta”, advierte.

Una de las cosas que destaca Diego de la iniciativa que desde el primer minuto cuenta con el apoyo de Coca-Cola Argentina –habitual aliada de las campañas de Cruz Roja–, es que en muy pocos días se generó un círculo virtuoso que resultó en el aporte de muchísimas empresas. “Estamos viendo que mucha gente descubre lo maravilloso que es ayudar, y no pasa únicamente por el dinero: muchos se interesan por seguir involucrados en el tema, ya sea convenciendo a otros para donar, buscando un proveedor que facilite los insumos que se necesitan o con iniciativas novedosas para generar recursos. La reacción a la que estábamos acostumbrados se multiplicó por un millón”, celebra Diego. Y resalta: “Eso es importante porque esta emergencia no la resuelve un único actor, sino que es una responsabilidad colectiva, cada uno cumpliendo el rol que le toca”.


En este esquema, Cruz Roja ocupa el rol de un auxiliar del poder público, al oficiar de articulador entre la sociedad civil, las corporaciones y el Estado. “Ante este escenario de crisis, lo primero que hicimos fue ponernos en contacto con el Ministerio de Salud para conocer las necesidades y el lugar desde el cual podíamos aportar”, relata Diego. Así, la cartera sanitaria fue la que definió las prioridades, mientras que la organización con presencia en 193 países puso a disposición tanto recursos como su extensa red y estructura de logística.

Cruz Roja recibe las donaciones y luego distribuye los insumos (Foto: Cruz Roja)

Cruz Roja se encarga de todo el proceso de “Argentina nos necesita”: recibe las donaciones, realiza las compras –hasta el momento se ejecutó el 64 por ciento del dinero recaudado- y entrega los insumos en su destino final, según las necesidades del sistema de salud. La complejidad de la tarea requiere una rigurosa responsabilidad para rendir cuentas y garantizar la transparencia en todos los procesos, especialmente en los de compras: para ello, el organismo cuenta de manera habitual con auditorías internas y externas, pero en este caso en particular, por el volumen inédito de las operaciones, se sumó el apoyo adicional y pro bono de la consultora Deloitte.

“Habitualmente tenemos comités de compras que están integrados por representantes de la comunidad donante, por expertos logísticos de Cruz Roja y por destacados miembros de la comunidad científica; en este caso, como lo que hay que adquirir son insumos médicos, convocamos a reconocidos expertos del área de salud del país para que ellos participen del proceso de selección”, describe Diego. Y agrega: “Se hace una compulsa de precios nacional e internacional y el comité integrado de esta forma decide en base al precio, el lugar de entrega y la disponibilidad, entre otras variables, cuál es la mejor oferta a contratar. Luego se realiza la compra y se entrega en el lugar de destino”.

Poner el hombro

Diego recibió al equipo de Journey en un antiguo edificio en San Telmo, donde antes funcionaba una iglesia nórdica y hoy es la flamante sede del Observatorio Humanitario de la Cruz Roja, el centro de monitoreo de todas las actividades que realizan en el país. Allí también se concentra su servicio de teleasistencia para brindar cuidado y acompañamiento a distancia a casos positivos de Covid-19 y población de riesgo en este escenario de pandemia, que funciona de manera gratuita en el 0800-999-2789 (todos los días de 9 a 20). “Desde aquí también le damos apoyo psicológico al personal de la salud que hoy trabaja bajo tanto estrés; es un grupo que está desbordado y es importante que alguien lo pueda escuchar“, explica.

La contención es una parte importante de la estrategia integral de Cruz Roja y ese concepto puede aplicarse a todos los niveles: de eso también se trata el centro sanitario temporario que se montó en Tecnópolis, con capacidad inicial de 2.500 camas, pero que si el sistema de salud lo necesita puede escalar fácilmente hasta las 15.000. Y es parte de lo que moviliza a personas como Rocío D’Antoni, que es voluntaria desde hace muchos años y hoy pone el cuerpo para que la respuesta en el predio de Villa Martelli sea lo más eficiente posible. "Es muy complicado, entran en juego muchas situaciones. En este momento me gustaría poder quedarme en casa, pero elijo venir a colaborar en lo que haga falta", dice con orgullo.

CRUZ_ROJA_ARGENTINA
Rocío D’Antoni es voluntaria de Cruz Roja desde hace muchos años.

Diego y el resto del equipo de Cruz Roja insisten en la necesidad de que la gente continúe evitando el contacto con otras personas. “Los números fatales crecen y eso puede desanimar a algunos, pero desde nuestro lado lo vemos bien claro: gracias a que respetamos el aislamiento estamos contribuyendo decisivamente a achatar la curva de contagios y, por ende, tenemos más camas y respiradores a disposición. Ese aporte es más decisivo de lo que parece a simple vista, y es ciertamente digno de un aplauso muy fuerte”, concluye no sin antes invitar que más empresas se sumen para seguir haciendo entre todos la diferencia. Y es que a medida que avanzan los días, “Argentina nos necesita” se convirtió en algo mucho más vital y profundo que el nombre de una campaña. 

Si querés conocer más acerca de las acciones de Coca-Cola para colaborar con la comunidad durante la pandemia hacé click acá.