El año pasado Coca-Cola de Argentina estableció una alianza con la empresa social fundada por Nicolás Wertheimer, gracias a la cual en 2017 se instalaron 220 filtros de agua en escuelas rurales y centros comunitarios de 13 provincias, beneficiando a unos 10.200 chicos de zonas vulnerables del país. Este año el objetivo del trabajo en conjunto es instalar 100 nuevos filtros y 30 bebederos en más escuelas y centros sociales.

Así como los Premios Oscar distinguen cada año a las mejores películas y los Grammy a los músicos  más destacados, los “VIVA Premios Schmidheiny” son la cita anual en el mundo de los emprendedores sociales. Así, el 21 de agosto se celebró en Costa Rica la entrega de estos galardones que buscan reconocer cada año a las iniciativas de emprendimiento social más innovadoras de Latinoamérica. Proyecto Agua Segura, fundado por el argentino Nicolás Wertheimer, ganó el primer premio en la categoría “Empresas con Impacto Social”.

“Es algo muy grande haber recibido este premio. En primer lugar, porque el reconocimiento viene de parte de una organización ‘madre’ como es VIVA, de la que forma parte Fundación Avina. Compartir con sus profesionales y expertos nuestra misión y nuestra búsqueda nos hace crecer y nos motiva a seguir construyendo con el valor agregado que tiene este proyecto”, explica a Journey Nicolás, todavía con la emoción del reconocimiento que recibió en Costa Rica, en un paraíso natural conservado donde funciona el Campus de la Universidad para la Paz (UPEACE).

Este año se postularon para los premios VIVA Schmidheiny 568 proyectos –entre empresas y ONGs– de 19 países de Latinoamérica. Proyecto Agua Segura fue elegido como uno de los 12 finalistas que viajaron a Costa Rica para presentar la iniciativa frente a un panel de expertos internacionales en emprendimiento social que, luego, seleccionaron a los ganadores de cada categoría.

“El jurado me preguntó algo muy interesante, que generó una reflexión en la devolución final: ‘¿Estás dispuesto a soltar la gestión operativa?’ Les contesté que por supuesto. Hace tiempo que estoy haciéndolo. Y valoraron positivamente esa mirada, ya que generalmente los emprendedores tenemos miedo a soltar a ‘nuestro bebé’. Yo considero –y así se los comenté–que muchos profesionales pueden gestionar de manera más eficiente el emprendimiento y yo podría continuar como líder, embajador, multiplicador”, señala Nicolás. Tras haber superado esa fase “examinadora”, saberse ganador le generó emoción y alegría, según confiesa el mentor de Proyecto Agua Segura. “Es muy importante haber sido destacados entre cientos de emprendimientos sociales de América Latina. Nos abre puertas a nuevos horizontes y modelos de trabajo, ya que ser parte de esa red que VIVA teje pacientemente es ser parte de un grupo que defiende valores en común para el desarrollo sostenible”, amplía.

Junto a Coca-Cola de Argentina, Proyecto Agua Segura facilitó en 2017 el acceso a agua potable a 200 escuelas rurales y centros comunitarios de 13 provincias argentinas. Este año, se está implementando una nueva fase de la alianza con la Compañía, que tiene como objetivo instalar 100 nuevos filtros y 30 bebederos en escuelas y centros sociales de distintas provincias del país, así como fomentar la educación, la cultura de la hidratación y la necesidad del consumo de agua. En ese sentido, Nicolás resalta el rol de Coca-Cola de Argentina para la obtención del premio: “Coca-Cola es uno de nuestros principales aliados y desde nuestro inicio creyó en nosotros como una joven empresa social. Esto nos permitió multiplicar nuestro impacto y desafiarnos a ir por grandes oportunidades. Coca-Cola nos dio mucha visibilidad y nos llevó a una experiencia internacional que, por ejemplo, hoy se ve reconocida en los Premios Schmidheiny”, destaca.

Sustentable y social

Organizados por VIVA IDEA, una organización sin fines de lucro cuya misión es “inspirar y fortalecer acciones de líderes comprometidos con la sustentabilidad en América Latina”, estos premios están directamente vinculados al empresario y filántropo suizo Stephan Schmidheiny, quien después de más de 30 años de emprender proyectos filantrópicos, iniciar y fortalecer negocios en Latinoamérica, decidió inspirar a otros a buscar alternativas innovadoras de negocio y filantropía para resolver problemas apremiantes de la región.

Por su compromiso para ayudar a resolver las dificultades del acceso al agua apta para consumo en Argentina, Proyecto Agua Segura recibió los US$ 15.000 destinados al primer premio, dinero que se invertirá en nuevas iniciativas que permitan incrementar sus acciones e impacto. “Creemos que el mejor destino de estos fondos es hacer más, multiplicar, seguir trabajando en cada vez más territorios con programas de acceso y calidad del agua”, reconoce. Y concluye: “Viajé solo, pero me quedaron amigos y amigas nuevas. Redes de trabajo listas para agregar valor en equipo y seguir expandiendo, creciendo. Todo el viaje representó una motivación para continuar mostrando lo que hacemos juntos para mejorar cada día”.

Si querés conocer el acuerdo que estableció este año Coca-Cola de Argentina con Proyecto Agua Segura y el Ministerio del Interior, leé esta nota.