A las 8.50 suena el timbre en la escuela N° 30 “Carlos Pellegrini” de Loma Hermosa, en la provincia de Buenos Aires. Las puertas de las aulas se abren y los chicos salen eufóricos al recreo, el primero del día. Una vez afuera, 10 minutos parecen escasos para jugar al fútbol, saltar al elástico o jugar a la mancha. Con tanta actividad física, la novedad instalada este año en el patio es furor: un bebedero. Algo tan básico como fundamental para ayudarlos a estar hidratados y que cambió la relación que tenían con el agua.

De diseño innovador, higiénico y especialmente pensado para que pueda ser utilizado por niños, la instalación de este punto de hidratación forma parte de una alianza entre Proyecto Agua Segura (PAS), la Dirección de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires y Coca-Cola de Argentina. Desde fines del año pasado, la iniciativa aportó una solución práctica a 30 escuelas del Conurbano bonaerense y benefició a más de 10.000 alumnos, que ahora pueden acceder al agua de manera más sencilla y saludable.

BEBEDERO_PAS
Este año se instaló en el patio de la escuela un bebedero innovador e higiénico, especialmente pensado para ser utilizado por niños. 

Con el comienzo de clases en marcha, el Proyecto Agua Segura se acercó a la escuela de Loma Hermosa para llevar a cabo una jornada lúdica y educativa, que puso el foco en la importancia de hidratarse  de manera adecuada. Como parte del programa “Tomate un recreo”, la actividad se desarrolló en el patio con alumnos de cuarto grado, que por estos días están estudiando el ciclo del agua. El día destemplado de otoño no los amedrentó: muy por el contrario, para ellos la mañana fresca y gris fue una invitación a moverse un poquito más para poder entrar en calor. Acompañados por su maestra, María Ximena Montenegro, y por un equipo de coordinadores del proyecto, los niños se dividieron en grupos y rotaron por tres estaciones: “Sólido”, “Líquido” y “Gaseoso”. En cada una había distintas consignas, siempre enfocadas en el cuidado del cuerpo humano y del agua como recurso.

Una vez que todos pasaron por cada instancia, en las que no faltaron los enigmas y la acción, llegó el momento de volver a juntarse para poner a prueba los conocimientos adquiridos y cerrar la actividad. El ejercicio, de alrededor de una hora y media, fue un verdadero éxito. Pero el compromiso no terminó ahí: ahora los chicos se convirtieron en “Embajadores del agua”: como parte de sus tareas deberán preparar un trabajo práctico para compartir lo aprendido con el resto de los alumnos.

Un cambio para siempre

“Antes de tener este punto de hidratación, los chicos debían usar las canillas del baño, algo que no nos gustaba”, explica a Journey Ana Erades, Orientadora del Aprendizaje en la escuela N° 30. Ana trabaja hace más de 25 años en el establecimiento y asegura que percibe un cambio en cómo las nuevas generaciones se relacionan con el planeta: “Los chicos de hoy se preocupan, comprenden la importancia de cuidar los recursos y, en la medida en que su entorno cotidiano se los permite, intentan hacer algo”, explicó.

El Director General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, también dijo presente para participar de la actividad y destacó la importancia de reforzar este comportamiento a través del diseño curricular, para lograr un cambio cultural permanente: “En la actualidad estos temas se tratan en el jardín de infantes, en la primaria y en la secundaria, además de contar con capacitaciones para los docentes y otros proyectos, como éste, que fomentan el cuidado de los recursos y generan conciencia”.

Por su parte, Lía Renzini, Directora de Programas de Proyecto Agua Segura, resaltó: “Nuestro sueño es que todas las escuelas tengan un patio con puntos de hidratación para que los chicos puedan beber agua manera gratuita y atractiva”. Y en eso están: en el horizonte se asoma la ampliación de esta iniciativa, que permitirá llegar con estos bebederos a más establecimientos educativos del Gran Buenos Aires y también buscará a promover un cambio en los hábitos de consumo hacia formas más amigables con el medio ambiente.


 

Si querés saber detalles sobre la alianza de Coca-Cola de Argentina con Proyecto Agua Segura hacé click acá