El joven médico Nicolás Wertheimer nunca imaginó que un año después de firmar su primer acuerdo para impulsar el Proyecto Agua Segura junto a Coca-Cola de Argentina y los Ministerios de Desarrollo Social, Agroindustria y Educación, iba a volver a la Casa Rosada para concretar una nueva etapa de la iniciativa, que lleva agua segura a escuelas de zonas vulnerables. “Estoy muy emocionado, es fascinante que tengamos una nueva oportunidad para seguir expandiéndonos”, confesó Nicolás a Journey poco antes de participar del acto realizado en el marco del Día de la Responsabilidad Social.

Gracias al impulso que recibió de Coca-Cola de Argentina, el Proyecto Agua Segura -que lidera Nicolás junto al actor y conductor Julián Weich-, facilitó en 2017 el acceso al agua potable en 200 escuelas rurales y centros comunitarios de 13 provincias argentinas y este año va por más. “El año pasado cerca de 10.000 chicos de entre 6 y 12 años fueron capacitados y pudieron tener acceso a agua segura, así que realmente ha sido maravilloso lo rápido que hemos podido lograr resultados. En 2018 vamos a sumar más puntos de hidratación y bebederos”, adelantó Nicolás. A su lado, Julián asentía con la cabeza y no pudo evitar intervenir. Los une la pasión por un mismo objetivo: que las personas gocen del derecho al acceso a agua segura de forma sostenible. “Creo que la mejor forma de solucionar los problemas es cuando se consigue que participen de manera conjunta el Estado, el sector privado y las organizaciones sociales. Las cosas no se resuelven unilateralmente. Tenemos que estar involucrados y que cada uno aporte lo que sabe”, señaló Julián.

Precisamente, el espíritu del encuentro realizado en la Casa Rosada fue fomentar el trabajo intersectorial. “El acceso al agua es un tema urgente y prioritario, y poder trabajar juntos habla del tipo de país que estamos construyendo: de ocuparnos de las cosas urgentes e importantes, pero también de poder colaborar entre nosotros, de saber que solos no se puede”, aseguró la Ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, ante los representantes de organizaciones sociales, autoridades del gobierno y de diversas empresas que están llevando a cabo iniciativas relacionadas con el cuidado y el acceso al agua, entre ellas Coca-Cola. Algunos de los funcionarios que participaron del encuentro fueron el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman; y Victoria Morales Gorleri, Directora de Responsabilidad Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Más agua segura

Como cierre del acto, los representantes de las empresas presentes firmaron con el gobierno una carta de intención para seguir trabajando juntos en la solución de la problemática del agua, una iniciativa público-privada que se quiere potenciar como ejemplo de trabajo mancomunado entre organismos estatales, provinciales, municipales, ONGs e instituciones privadas. Soledad Izquierdo, Vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicación para el Sur de América Latina de Coca-Cola, fue quien rubricó el compromiso en nombre de la Compañía.

“Estamos muy contentos con los resultados de nuestro trabajo con el Proyecto Agua Segura porque no solamente implica hacer accesible este recurso vital para la vida de tantas personas, particularmente de los niños, sino que además educa sobre la importancia del derecho a beber agua segura y que puedan diferenciarla de la contaminada, y eso es muy importante”, explicó Soledad a Journey.

La segunda fase del Proyecto Agua Segura está por comenzar. Este año sus objetivos se centrarán en instalar 100 nuevos filtros y 30 bebederos en escuelas y centros sociales de distintas provincias del país; fomentar la educación, la cultura de la hidratación y la necesidad del consumo de agua; así como relevar y potenciar las actuaciones impulsadas durante 2017. La meta será beneficiar a chicos de rincones del país que todavía no se visitaron y así sumar nuevos grandes momentos.