Durante el día de hoy activistas de Greenpeace intervinieron el cartel publicitario de Coca-Cola en las cercanías del Obelisco, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para protestar contra una empresa proveedora de jugo de limón de la Compañía Coca-Cola.

La agricultura sostenible es uno de los principios centrales de Coca-Cola y, a nivel global, alienta prácticas sustentables en su cadena de suministros. En este marco, Coca-Cola realiza exhaustivos controles en sus operaciones y a los proveedores de su cadena de valor, con niveles de exigencia de estándar internacional.

En relación a las acusaciones a la empresa proveedora sobre supuestos desmontes en la provincia de Salta, surge de la información presentada por el proveedor y la recabada por La Compañía, que la empresa proveedora actúa en cumplimiento de las leyes nacionales y provinciales y cuenta con las autorizaciones pertinentes de la Secretaría de Ambiente de la provincia de Salta. (Ver documentación adjunta aquí y aquí)

La sustentabilidad está en el centro de la cultura de la Compañía Coca-Cola y, por lo tanto está comprometida con el cuidado del medio ambiente en cada una de las comunidades en las que está presente. Cuenta con una Guía de Principios de Agricultura Sustentable sobre los que se basa el desarrollo de sus proveedores a nivel global y local,  que incluye aspectos de: derechos humanos, medioambiente (protección del agua, hábitats y ecosistemas, manejo del suelo y protección de cultivos). En este sentido, la Compañía desarrolla iniciativas y programas para asegurar la disponibilidad, calidad y seguridad de sus ingredientes y estableció como meta para el 2020 que 14 de sus ingredientes clave para la producción de bebidas provengan de orígenes 100% sustentable.