Somos una Compañía global que opera a nivel local, en todas las comunidades donde hacemos negocios. Esto gracias a la fuerza del sistema Coca-Cola, que abarca a nuestra compañía y a más de 250 socios embotelladores en todo el mundo, somos capaces de lograr alcance global con un enfoque local.

Desde un punto de vista legal o administrativo, el Sistema Coca-Cola no es una sola entidad, y la Compañía no posee ni controla a todos sus socios embotelladores.

Si bien muchas personas ven a nuestra Compañía simplemente como "Coca-Cola", nuestro sistema opera a través de múltiples canales locales.

La Compañía produce y vende concentrados, bases para bebidas y jarabes a las operaciones de embotellado, es dueña de las marcas y responsable de las iniciativas de mercadeo de la marca para los consumidores. Nuestros socios embotelladores fabrican, empacan, mercadean y distribuyen las bebidas a nuestros clientes y socios expendedores, que luego venden nuestros productos a los consumidores.

Todos los socios embotelladores trabajan en estrecha colaboración con clientes como tiendas de abarrotes, restaurantes, vendedores ambulantes, tiendas de conveniencia, cines y parques de atracciones, entre muchos otros, para ejecutar estrategias locales desarrolladas en colaboración con nuestra Compañía. Luego, los clientes venden nuestros productos a los consumidores en una razón de más de 1.9 mil millones de porciones al día.