¿Qué tienen en común Neil Amstrong, Juan Sebastián Elcano y Jacob Schweppe? La respuesta es sencilla: cada uno de ellos fue pionero en su área. Neil Amstrong se convirtió en el primer hombre en pisar la Luna; Elcano, fue la primera persona en completar una vuelta a la Tierra; y Jacob Schweppe resultó el inventor de la primera bebida gaseosa del mundo.

Johann Jacob Schweppe, alemán radicado en Ginebra, había dedicado su vida a la industria de las joyas. Sin embargo, en su interior bullía un espíritu de inventor. Sus experimentos con agua y aire lo llevaron, en 1783, a crear el proceso industrial para carbonatar agua mineral de forma artificial. Sin saberlo, su invento revolucionaría la historia: constituiría el origen de una nueva industria que llegaría hasta nuestros días.  

En sus comienzos, la soda de Schweppe se comercializó como un medicamento digestivo, pero su rápida aceptación llevó a su creador a radicarse en Londres para buscar un mercado donde expandir el negocio. Su propósito se hizo realidad y fundó J. Schweppe & Co.

Tras su muerte, en 1821, la empresa fue comprada por John Kemp-Welch y Willian Evil, quienes agregaron limón y azúcar a la bebida creada por Schweppe.

La nueva fórmula obtuvo éxito inmediato y marcó el comienzo de una nueva etapa para la bebida que, en sus 233 años de existencia, cuenta con varios personajes e historias curiosas vinculadas a sus orígenes.

  • Uno de los más encumbrados fans de Schweppes fue el Rey Guillermo IV de Inglaterra, quien en 1836 le otorgó el sello de reconocimiento real “by appointment of his majesty the King” (por designación de Su Majestad). Fue el impulso clave para que la bebida se transformarse en la elegida de la sociedad inglesa.
  • La bebida tuvo aceptación en la comunidad médica. De hecho, se rumorea que Erasmus Darwin, médico y abuelo de Charles, hablaba muy bien de la bebida. 
  • En 1851, Schweppes fue la bebida oficial de la Gran Exposición de Londres desarrollada en el Cristal Palace, que tuvo como objetivo mostrar el progreso que caracterizaba la vida de la sociedad por aquel entonces. Schweppes compartió protagonismo con maquinarias, materias primas y diferentes avances en la industria. La fuente de la exhibición todavía lleva el logo de la marca.  
  • En 1870, nació uno de los productos emblema de la marca: el agua tónica. Lo curioso de su creación es que tuvo como objetivo primordial responder a un problema de salud de los colonos ingleses que se encontraban en la India. Los lugareños mezclaban la quinina (un alcaloide natural que utilizaban como antídoto para diversas enfermedades como la malaria) con Schweppes de limón para contrarrestar el sabor amargo de la planta. El resultado final fue el agua tónica, comercializada con gran éxito. 
  • Walter James Hawksford, primer jefe de exportación de la marca, se encontraba transportando un cargamento de tónicas a bordo del Titanic en 1912. Una de esas botellas fue recuperada 100 años después. 

Estas y muchas historias más forman parte de los 233 años de existencia de la marca y la hacen única porque, si bien en el mundo existen centenares de deliciosas gaseosas, la primera siempre será Schweppes, una bebida elegida por reyes. 

Los sabores de Schweppes

Con el correr del tiempo, Schweppes se diversificó con propuestas para todos los gustos. En la Argentina, sus sabores son Pomelo, Lima-Limón y Tónica.  En septiembre de 2016 se lanzó Schweppes Pomelo Zero, primera variante cero calorías del portafolio de la marca. 


 En 1870, nació uno de los productos emblema de la marca: el agua tónica. Locurioso de su creación es que tuvo como objetivo primordial responder a unproblema de salud de los colonos ingleses que se encontraban en la India. Loslugareños mezclaban la quinina (un alcaloide natural que utilizaban como antídotopara diversas enfermedades como la malaria) con Schweppes de limón paracontrarrestar el sabor amargo de la planta. El resultado final fue el agua tónica,comercializada con gran éxito.

 Walter James Hawksford, primer jefe de exportación de la marca, se encontrabatransportando un cargamento de tónicas a bordo del Titanic en 1912. Una de esasbotellas fue recuperada 100 años después.
 
Estas y muchas historias más forman parte de los 233 años de existencia de la marca y lahacen única porque, si bien en el mundo existen centenares de deliciosas gaseosas, laprimera siempre será Schweppes, una bebida elegida por reyes. 

Los sabores de Schweppes
Con el correr del tiempo, Schweppes se diversificó con propuestas para todos los gustos.En la Argentina, sus sabores son Pomelo, Lima-Limón y Tónica. Schweppes Pomelo Zero esla variante cero calorías y sin azúcares de Schweppes.
 

 En 1870, nació uno de los productos emblema de la marca: el agua tónica. Locurioso de su creación es que tuvo como objetivo primordial responder a unproblema de salud de los colonos ingleses que se encontraban en la India. Loslugareños mezclaban la quinina (un alcaloide natural que utilizaban como antídotopara diversas enfermedades como la malaria) con Schweppes de limón paracontrarrestar el sabor amargo de la planta. El resultado final fue el agua tónica,comercializada con gran éxito.

 Walter James Hawksford, primer jefe de exportación de la marca, se encontrabatransportando un cargamento de tónicas a bordo del Titanic en 1912. Una de esasbotellas fue recuperada 100 años después.
 
Estas y muchas historias más forman parte de los 233 años de existencia de la marca y lahacen única porque, si bien en el mundo existen centenares de deliciosas gaseosas, laprimera siempre será Schweppes, una bebida elegida por reyes. 

Los sabores de Schweppes
Con el correr del tiempo, Schweppes se diversificó con propuestas para todos los gustos.En la Argentina, sus sabores son Pomelo, Lima-Limón y Tónica. Schweppes Pomelo Zero esla variante cero calorías y sin azúcares de Schweppes.
 

 En 1870, nació uno de los productos emblema de la marca: el agua tónica. Locurioso de su creación es que tuvo como objetivo primordial responder a unproblema de salud de los colonos ingleses que se encontraban en la India. Loslugareños mezclaban la quinina (un alcaloide natural que utilizaban como antídotopara diversas enfermedades como la malaria) con Schweppes de limón paracontrarrestar el sabor amargo de la planta. El resultado final fue el agua tónica,comercializada con gran éxito.

 Walter James Hawksford, primer jefe de exportación de la marca, se encontrabatransportando un cargamento de tónicas a bordo del Titanic en 1912. Una de esasbotellas fue recuperada 100 años después.
 
Estas y muchas historias más forman parte de los 233 años de existencia de la marca y lahacen única porque, si bien en el mundo existen centenares de deliciosas gaseosas, laprimera siempre será Schweppes, una bebida elegida por reyes. 

Los sabores de Schweppes
Con el correr del tiempo, Schweppes se diversificó con propuestas para todos los gustos.En la Argentina, sus sabores son Pomelo, Lima-Limón y Tónica. Schweppes Pomelo Zero esla variante cero calorías y sin azúcares de Schweppes.