"¿Ustedes toman líquido antes o después de sentir sed?”, pregunta la nutricionista Victoria Torre al auditorio. La respuesta, importante para cualquier persona, resulta vital para quienes la escuchan: deportistas cuya rutina incluye largas e intensas sesiones de entrenamiento.

Esta charla forma parte de las actividades organizadas en el marco del primer Campus Oficial argentino de los III Juegos Olímpicos de la Juventud, que entre el 2 y el 12 de febrero reunió en el CeNARD -Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo- a 530 jóvenes atletas de todo el país.

Torre responde y resalta que “cuando se tiene sed ya es tarde”, y destaca la importancia de mantenerse hidratado, independientemente de la sensación de sed, para optimizar el rendimiento físico.

El secreto, señala la nutricionista, es elegir la bebida que mejor responda a la actividad que se realiza. “Hidratarse no es lo mismo que hidratarse correctamente: debe tenerse en cuenta cuánto tiempo dura esa actividad, cuál es la temperatura a la que estamos expuestos…”, enumera, entre otros factores, Torres.

Para los jóvenes atletas que participan de la actividad -quienes deberán superar sus marcas para representar a Argentina en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebrarán en Buenos Aires en 2018-, Torres recomienda bebidas deportivas como Powerade ION4. La bebida se destaca por su equilibrio de electrolitos y vitaminas del complejo B (B3-B6), que favorecen una adecuada hidratación y la reposición de la energía consumida durante el ejercicio.

Lo primordial, aconseja Torres, es beber antes, durante y después de la actividad física: se evita así cargar con las consecuencias de la deshidratación el resto del día, lo que se traduce habitualmente como fatiga muscular.

Powerade ION4, la bebida deportiva que brinda una hidratación completa

Los electrolitos presentes en Powerade ION4 hidratan el organismo y reponen el sodio, potasio, calcio y magnesio que se perdieron con la transpiración.

¿Por qué es importante reponer esos minerales?

  • El sodio estimula el mecanismo de la sed y mejora el ritmo de absorción de agua y carbohidratos en el intestino delgado, lo que contribuye a rehidratar el cuerpo y a retrasar la fatiga.
  • El calcio participa en la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular, además de colaborar en el mantenimiento del ritmo cardíaco normal, el envío y recepción de señales nerviosas y la coagulación de la sangre, entre otros.
  • El magnesio resulta clave en los procesos de obtención de energía
  • El potasio favorece la actividad muscular y controla la actividad eléctrica del corazón.

La nutricionista recomienda a los atletas hidratarse cada vez que vayan a realizar actividad física de alta intensidad; es decir durante más de 35 minutos o cuando se ejerciten más de una hora con cualquier tipo de intensidad.

Para quienes optan por modalidades deportivas menos aeróbicas, como el yoga o pilates, la opción más apropiada es Powerade Zero ya que la bebida es ideal para sudoraciones más ligeras.

Su recomendación para el público en general es clara: mantenerse hidratado a lo largo de todo el día. ¿Cómo comprobar si el nivel de hidratación es el adecuado? Facilísimo: “El color de la orina siempre debe ser clarito. Si la orina está oscura, se debe beber inmediatamente”, explica la nutricionista.

Estos consejos, simples de recordar, ayudarán a mantener la hidratación que el cuerpo necesita, tanto si la rutina diaria incluye cuatro horas de entrenamiento de alta intensidad, o sólo una ligera caminata.