La nueva serie de publicidades para la campaña “Taste the Feeling” (Sentí el sabor), cuenta historias que tienen un giro familiar y sorprendente.

“Cada uno de estos spots es único, pero todos ellos escalan hasta la idea creativa principal de que Coca-Cola es un simple placer que hace que los momentos sean más especiales”, afirmó Rodolfo Echeverría, vicepresidente creativo global y de conexiones de Coca-Cola. “Coca-Cola está en el centro de cada comercial, uniendo a las personas. Sin Coca-Cola, las historias no sucederían”.

Te contamos los secretos detrás de las nuevas publicidades de Coca-Cola:

“Pool Boy” (Piletero) (Agencia: SANTO, Buenos Aires)

En un día caluroso de verano, un hermano y hermana compiten para ganar el afecto del “piletero” de la casa. Ambos piensan que una buena idea sería ofrecerle una Coca-Cola bien helada y llegan a la heladera al mismo tiempo. Comienza entonces una carrera hasta el jardín pero, para su sorpresa, el piletero ya está tomando una Coca-Cola: la mamá había llegado primero. "Para los fans que disfrutaron ‘Brotherly Love’ (Amor Fraternal) el año pasado,  esto conlleva a una opinión diferente sobre las rivalidades entre hermanos”, sostuvo Echeverría. "Quisimos situar a una Coca-Cola fría como el último objeto de deseo, pero también contar una historia emocional y humana, añadiendo un “guiño” que se refiere a nuestro punto de vista sobre la diversidad y la inclusión”. “Pool Boy” cuenta con la banda sonora de la canción pop italiana de 1958 llamada “Come Prima” (“Por primera vez”).



“Subway” (Metro) (Agencia: McCann, Madrid)

En esta historia, una cantante está tocando música a cambio de propinas en el metro, mientras que un ejecutivo de la industria musical busca su “próximo éxito”. La cantante interrumpe su actuación para tomar una Coca-Cola fría y casi pierde la oportunidad de que el ejecutivo la escuche. Pero éste vuelve sobre sus pasos para tomar una Coca antes de abordar el tren, y justo la artista retoma su tarea cantando con su hermosa voz “Taste the Feeling” (Sentí el sabor”).

Coca-Cola realizó un casting global de más de 100 artistas emergentes y finalmente eligió  a María Bradshaw, de Portugal, para el rol principal. En el canal de YouTube de Coca-Cola se narra el detrás de escena y el recorrido de María hasta ser descubierta para este comercial. “Ella es un talento notable, y quisimos mostrar una extensión digital de su historia real de vida, ya que muestra cómo terminó en el spot publicitario haciendo nuestra historia aún más accesible para los espectadores”, explicó Echeverría.

“Elevator” (Ascensor) (Agencia: McCann, Madrid)

Esta moderna historia de "Cenicienta" presenta a un famoso DJ y a una camarera de hotel atrapados en un ascensor que repentinamente se detiene entre dos plantas. La camarera le ofrece al DJ una Coca-Cola fría de su carro, el DJ toma un sorbo y ambos disfrutan del momento, conversando y bailando. Cuando los bomberos finalmente abren las puertas, ella le pide una selfie a su nuevo amigo famoso. Minutos más tarde, la camarera revista la foto y advierte que la cara del DJ quedó oculta tras la botella de Coca-Cola.


Una característica digital interactiva permite al espectador explorar diferentes plantas del hotel para desbloquear el material extra, detrás de escena. “Es posible observar partes de la vida que tienen lugar fuera del ascensor entre las tomas”, explicó Echeverría. “Aproximadamente la mitad de lo que se ve está guionado, y la otra mitad es improvisada; por lo tanto, es mucho más auténtico.



“Eyes Closed” (Ojos Cerrados) (Agencia: Ogilvy & Mather, Ciudad de México)

Al igual que en “Anthem” de 2016, “Eyes Closed” es una mezcla de momentos especiales de la vida que es mejor vivirlos con los ojos cerrados: subir a una montaña rusa, ganar una medalla olímpica, bailar con amigos en un concierto, o simplemente disfrutar un buen momento con una Coca-Cola bien fría. “Esto incluye varios pasajes reconocibles que transmiten mensajes poderosos”, declaró Echeverría, quien añadió que el tema se inspiró en la famosa cita del pintor francés Paul Gauguin “Cierro mis ojos para ver”.

'Cada uno de estos spots es único, pero todos ellos escalan hasta la idea creativa principal de que Coca-Cola es un simple placer que hace que los momentos sean más especiales”, afirmó Echeverría. “Coca-Cola está en el centro de cada publicidad, uniendo a las personas. Sin Coca-Cola, las historias no sucederían.'




La campaña "Taste the Feeling" (“Sentí el sabor”) debutó en enero de 2016. Más de 200 países destacaron la creatividad, que incluía nueve comerciales televisivos, carteleras y anuncios impresos, letreros en negocios minoristas y otros. Coca-Cola lanzó varias versiones de algunos de los comerciales con distintos actores para asegurar la importancia de las diferentes culturas e hizo lo mismo con “Elevator”. La combinación de historias universales con talento local resuena con los fans de todo el mundo, sostuvo Echeverría.


“Con 'Elevator' realizamos tres versiones del mismo set con diferentes castings para ser utilizadas en diferentes partes del mundo", explicó. "Todas las versiones comparten la misma historia, la dirección de arte y la calidad creativa, pero con pequeños ajustes - a veces la música, a veces el talento, a veces un cambio de escena - que puede hacer magia”.