En diciembre de 2016, la Junta Directiva de la Compañía Coca-Cola –por recomendación de su Presidente y Director Ejecutivo, Muhtar Kent–, anunció la aprobación unánime de un movimiento en la estructura de alto liderazgo de la Compañía (en inglés): James Quincey, veterano en Coca-Cola, asumirá el cargo de Director Ejecutivo de la Compañía el 1° de mayo de 2017. Por su parte, Kent continuará en el cargo de Presidente de la Junta Directiva.

En una charla con Journey, Kent y Quincey se explayaron acerca de este anuncio y de las oportunidades y desafíos futuros para Coca-Cola.

Felicitaciones a ambos. ¿Cómo se sienten?

Kent: Durante mis 38 años de carrera en el Sistema Coca-Cola, este es uno de los momentos en que me he sentido más orgulloso. Me siento bien, principalmente porque sé que no existe una persona más capaz para liderar nuestra Compañía en el futuro como CEO que mi colega James Quincey. He tenido el placer de trabajar en estrecha colaboración con James durante casi la mitad de su carrera de 20 años en Coca-Cola, y sé que su gran conocimiento sobre la industria y su experiencia con nuestras marcas, valores y sistema global de embotellado, junto con su perspicaz conocimiento sobre cómo los gustos de los consumidores están cambiando, lo convierten en el candidato ideal para llevarnos hacia adelante.

Si le das un vistazo a la carrera profesional de James, verás que él ha demostrado comprender muy bien hacia dónde se dirigen los consumidores, y ha liderado esfuerzos clave para expandir nuestro portafolio, introducir envases más pequeños y, más recientemente, impulsar la reformulación de bebidas con el objetivo de reducir el contenido de azúcares añadidos. Creo que con quien quiera que hables en nuestro Sistema te dirá que James ha demostrado ser un líder inspirador, y me siento muy bien sobre la alianza que hemos formado y sobre lo que podemos seguir logrando juntos.

Quincey: Bueno, Muhtar, gracias por eso.  Agradezco tu apoyo y espero seguir haciendo progresos en el gran trabajo que has hecho durante los últimos ocho años como nuestro presidente y director ejecutivo (en inglés). Realmente me siento honrado. Dentro del Sistema Coca-Cola tenemos una sólida tradición de liderazgo, y es un honor haber sido seleccionado para desempeñar una función que han desarrollado Muhtar y tantos otros grandes modelos a seguir en la historia de la Compañía. Me siento emocionado por las oportunidades que nuestro negocio tiene por delante, y espero continuar trabajando juntos para asegurar una transición fluida.

“Estamos en medio de una importante evolución en la Compañía a medida que nos volvemos a enfocar en nuestro principal modelo de negocio: construir marcas globales fuertes y liderar un sistema de franquicias sólido y dedicado, con un propósito alineado”. Muhtar Kent

cEn diciembre de 2016, la Junta Directiva de la Compañía Coca-Cola –por recomendación de su Presidente y Director Ejecutivo, Muhtar Kent–, anunció la aprobación unánime de un movimiento en la estructura de alto liderazgo de la Compañía (en inglés): James Quincey, veterano en Coca-Cola, asumirá el cargo de Director Ejecutivo de la Compañía el 1° de mayo de 2017. Por su parte, Kent continuará en el cargo de Presidente de la Junta Directiva.

En una charla con Journey, Kent y Quincey se explayaron acerca de este anuncio y de las oportunidades y desafíos futuros para Coca-Cola.

Felicitaciones a ambos. ¿Cómo se sienten?

Kent: Durante mis 38 años de carrera en el Sistema Coca-Cola, este es uno de los momentos en que me he sentido más orgulloso. Me siento bien, principalmente porque sé que no existe una persona más capaz para liderar nuestra Compañía en el futuro como CEO que mi colega James Quincey. He tenido el placer de trabajar en estrecha colaboración con James durante casi la mitad de su carrera de 20 años en Coca-Cola, y sé que su gran conocimiento sobre la industria y su experiencia con nuestras marcas, valores y sistema global de embotellado, junto con su perspicaz conocimiento sobre cómo los gustos de los consumidores están cambiando, lo convierten en el candidato ideal para llevarnos hacia adelante.

Si le das un vistazo a la carrera profesional de James, verás que él ha demostrado comprender muy bien hacia dónde se dirigen los consumidores, y ha liderado esfuerzos clave para expandir nuestro portafolio, introducir envases más pequeños y, más recientemente, impulsar la reformulación de bebidas con el objetivo de reducir el contenido de azúcares añadidos. Creo que con quien quiera que hables en nuestro Sistema te dirá que James ha demostrado ser un líder inspirador, y me siento muy bien sobre la alianza que hemos formado y sobre lo que podemos seguir logrando juntos.

Quincey: Bueno, Muhtar, gracias por eso.  Agradezco tu apoyo y espero seguir haciendo progresos en el gran trabajo que has hecho durante los últimos ocho años como nuestro presidente y director ejecutivo (en inglés). Realmente me siento honrado. Dentro del Sistema Coca-Cola tenemos una sólida tradición de liderazgo, y es un honor haber sido seleccionado para desempeñar una función que han desarrollado Muhtar y tantos otros grandes modelos a seguir en la historia de la Compañía. Me siento emocionado por las oportunidades que nuestro negocio tiene por delante, y espero continuar trabajando juntos para asegurar una transición fluida.

“Seguiremos honrando nuestra gran historia, construida sobre más de 130 años de tradiciones que nos llenan de orgullo; pero, al mismo tiempo, debemos seguir a nuestros consumidores y clientes hacia dónde nos llevan”. James Quincey


Muhtar, cuando mira los últimos ocho años de su gestión como CEO, ¿cuál diría que ha sido el mayor cambio en Coca-Cola?

K: Diría que la transformación que hemos promovido para que la Compañía regrese a sus raíces como el negocio de marca y franquicia más importante del mundo es probablemente uno de los cambios más significativos que hemos visto no sólo durante mi período, sino en el último cuarto de siglo. La emoción que hemos generado en nuestro sistema de embotellado a nivel global por medio de esta transformación ha traído mucha energía al negocio. Y la alineación dentro de nuestro sistema de embotellado es probablemente la mejor en años. James, ¿estás de acuerdo?

Q: Sí. Pero diría también que la transformación que Muhtar ha liderado en la cultura de nuestro sistema para reenfocar nuestro negocio en el crecimiento de los ingresos por encima del volumen ha sido un cambio monumental. Mediante las estrategias de ingresos segmentados que se han establecido, nos centramos más en la generación de crecimiento sostenible y rentable, lo que es bueno no sólo para nuestros accionistas, sino también para nuestros embotelladores, clientes, socios y asociados.

Entre los principales cambios que hemos visto en los últimos años también se encuentra un enfoque reforzado por parte de la Compañía para abordar los temas sociales y económicos. Gracias en gran parte al liderazgo de Muhtar (en inglés), nos encontramos en un proceso para ayudar a crear oportunidades de empoderamiento económico para cinco millones de mujeres en nuestra cadena de suministro, a través de la iniciativa 5by20. Además, ya estamos devolviendo el 100%  del agua que utilizamos en todo el mundo, y hemos seguido promoviendo la diversidad como un valor fundamental en nuestro negocio. Nuestro compromiso con muchos de estos temas ha sido gracias al liderazgo enfocado de Muhtar.

James, ¿qué le diría a la gente de Coca-Cola en todo el mundo en el momento en que la Compañía entra en este nuevo capítulo de la historia?

Q: No podemos tener miedo de asumir riesgos y seguir transformando nuestra Compañía para el vertiginoso mundo que servimos. En resumen: ser audaces, ser valientes. Seguiremos honrando nuestra gran historia, la cual ha sido construida sobre más de 130 años de tradiciones que nos llenan de orgullo, pero al mismo tiempo, debemos seguir a nuestros consumidores y clientes hacia dónde nos llevan. El plan de transformación que se ha puesto en marcha bajo el liderazgo de Muhtar es útil, y ahora debemos acelerarlo hacia un nivel superior. Espero con gran interés trabajar con nuestra gente en todo el mundo para abrazar las oportunidades y los cambios que tenemos por delante.