“Argentina sustentable”. Lo que parece una utopía es, en realidad, el nombre de una serie de encuentros que buscan contribuir a la creación de un público más demandante respecto de la sustentabilidad de las empresas cuyos productos consumen. La decimotercera edición se realizó en la ciudad de Neuquén el 20 de abril pasado, y reunió en el Hotel Comahue a funcionarios de gobierno (nacionales, provinciales, y municipales), representantes de empresas, profesionales ambientales y estudiantes universitarios. La premisa: reflexionar y motivar a la comunidad a trabajar en modelos de gestión sustentables.

“La política de sustentabilidad está en el corazón de nuestro negocio”, explicó Cristian Pérez, Gerente de Asuntos Públicos de Coca-Cola de Argentina, que abrió la ronda de exposiciones moderadas por Pablo Gago, organizador del encuentro y periodista especializado en sustentabilidad. “Lo interesante de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, de Naciones Unidas) es la propuesta para que el Estado y las empresas trabajen juntos para cumplir las metas”                       

“Si bien nuestra Compañía es líder a nivel mundial, su operaciones se desarrollan a nivel local. Coca-Cola llega hasta el pueblo más remoto; entonces, nuestra responsabilidad es muy grande”, señaló Cristian, quien destacó el impacto de la Compañía en las economías regionales, especialmente en zonas de producción frutícola. “Coca-Cola es un gran comprador de jugo concentrado de pera y manzana. Compra unas 7.300 toneladas anuales. Para que se den una idea, para obtener un litro de jugo se necesitan siete de fruta, por lo que estamos hablando de compras que equivalen a 20.000 toneladas totales”.

De hecho, a nivel nacional Coca-Cola compra anualmente U$S 500 millones a proveedores locales, es el principal comprador de jugo de limón, naranja y pomelo y un cliente fundamental de la industria azucarera y maicera.

“Las empresas que participamos tan activamente en la sociedad tenemos un rol que cumplir. Hay necesidad de articular y conectar a los tres actores: estado, Compañía y sociedad, unir a esos mundos", aseguró Cristian.

En esa línea, el gerente destacó las políticas corporativas para reabastecimiento del agua, y recordó que gracias a la acción mancomunada de los habitantes locales, la Fundación Avina, la Tecnicatura Superior en Conservación de la Naturaleza (que pertenece al Instituto de Educación Física Jorge E. Coll), la Fundación Humedales y Coca-Cola, se logró revertir la desertificación de los humedales en la Laguna del Guanacache, en el norte de Mendoza, clave para el ecosistema y la actividad económico-ganadera de sus habitantes.

En el cierre de su exposición Cristian explicó que iniciativas como la de Guanacache, sumadas a la reducción de consumo de agua en los procesos productivos y al tratamiento de aguas residuales para su reutilización, permitieron a Coca-Cola cumplir cinco años de lo previsto, en 2015, la meta de reabastecer a la naturaleza del 100% del agua que utiliza.

A su vez, Juan Lucchelli, Subsecretario de Ambiente de Neuquén, destacó la importancia de implementar acciones que tiendan a la sustentabilidad de las comunidades, como la gestión de residuos. En ese sentido, explicó que en la provincia funcionan cinco plantas de tratamiento. “Hay que sacarle el estigma… La planta es un hospital que cura, no un basurero”, destacó.

En nombre de YPF, empresa de gran influencia en la zona, habló Mariel Palomeque, Gerente de Comunidades de la Fundación YPF quien focalizó su charla en la diversificación productiva y ratificó el respaldo al emprendimiento de Añelo, ciudad que se prevé experimente un crecimiento elevado en las próximas décadas (en los últimos años triplicó su población y se espera que llegue a 45 mil habitantes). Añelo se consolida como la capital de la formación hidrocarburífera no convencional y el proyecto al que apuntó Mariel apunta a su desarrollo integral: la Fundación YPF solicitó a través del gobierno argentino el asesoramiento técnico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para implementar de manera conjunta una versión adaptada de la metodología de planificación urbana como Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES). “Desde la Fundación YPF acompañamos el desarrollo de la ciudad”, expresó la representante de la compañía.

Además de los mencionados, expusieron en el seminario Ariana Rozenek y Juan Simonelli, funcionarios del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación; Agustina Zenarruza, de Pan American Energy; Martín Kaindl de IAPG; Guillermo Pedro, de FAISAN; Dante Alonso, de INCOL y Fabio Chiarbonello de Desler.  La conclusión resultó unánime, tanto sobre el estrado como entre el público presente: sólo articulando acciones entre gobierno, empresas y comunidad será posible pensar en un futuro sustentable.