Menos gasto, más eficiencia. Con esa frase se pueden resumir los procesos de optimización de Coca-Cola a nivel mundial. Y es que desde que sumaron la tecnología de la realidad aumentada a la Compañía, se lograron muchos avances y se contribuyó a reducir los costos.

Michael Terrell, Director de Excelencia Operacional de Coca-Cola, entiende que sumar esta tecnología puede ser una revolución para los colaboradores y técnicos. “La realidad aumentada es algo revolucionario. Sólo hemos visto el principio de las aplicaciones que puede tener esta tecnología”.

A diferencia de la realidad virtual, que reemplaza el mundo real con ambientes simulados por computadora, la realidad aumentada utiliza un dispositivo tecnológico (lentes o pantallas inteligentes) que añade una capa de datos, imágenes o videos al campo de visión del mundo real. Así, como explica Michael, “los técnicos tienen acceso a toda la información de servicio y mantenimiento sin tener que correr sus manos o desviar la mirada de las tareas que están realizando.”

Coca-Cola suma la realidad aumentada a sus procesos
La cadena productiva de las fábricas de Coca-Cola se beneficia por las nuevas tecnologías.

Información en tiempo real

La colaboración con Pristine, una startup de Austin, Texas, permitió que Coca-Cola ya esté probando la aplicación de la realidad aumentada en varias plantas embotelladoras y emita información en tiempo real a los equipos multidisciplinarios.

Día a día, las solicitudes de diversas plantas que quieren probar la tecnología llegan tanto a la casilla de mail o al celular de Michael, para quien la realidad aumentada tiene “infinitas posibilidades” en el Sistema Coca-Cola.

Hoy, cualquier técnico equipado con unos lentes de realidad aumentada puede retransmitir, en tiempo real, lo que ve y escucha a un experto situado en cualquier otra parte del mundo con acceso a toda la información necesaria.

La prevención de situaciones adversas o la proyección de mejores procesos son algunas de las oportunidades que permite el uso de esta novedad. De hecho, en algunos casos, los técnicos de Coca-Cola utilizan la realidad aumentada en cruceros para solucionar de forma remota cualquier problema que surja con las máquinas dispensadoras Coca-Cola Freestyle cuando navegan en medio del océano.

Coca-Cola suma la realidad aumentada a sus procesos
El uso de los lentes de realidad aumentada ayuda a transmitir información en tiempo real.


Algo más que un juego

En Coca-Cola reconfigurar las máquinas de embotellado para los diferentes envases (por ejemplo, cambiar del embotellado de latas al de botellas de vidrio) es un proceso complejo. Ahora, gracias a la aplicación de la realidad aumentada, los equipos de la Compañía reducen el tiempo de inactividad durante estos cambios, impulsando así la producción y alcanzando niveles óptimos.

“Somos un equipo muy práctico”, dice Michael. “Nos gustaría poder estar en todas las instalaciones todos los días. Ahora ya podemos, al menos virtualmente”. Además, la tecnología aumentada contribuye a reducir los costos de desplazamiento dentro de la Compañía.

“Ya no necesitamos que el equipo de Alemania, donde tenemos el mayor proveedor de maquinaria, se desplace al lugar donde está el problema”, dijo Helen Davis, Vicepresidenta de la Cadena de Suministro de Coca-Cola. “Ahora pueden ver lo que nosotros vemos, en tiempo real, y ayudarnos a diagnosticar y solucionar los problemas sin siquiera poner un pie en la planta. Esto nos permite operar virtualmente, sin las cargas que supone el tiempo o la distancia”.

Aunque parezca un acto de magia, la realidad aumentada va más allá de un videojuego o una simple distracción tecnológica. Las posibilidades son infinitas, y esto recién comienza.

Conocé más sobre nuestras iniciativas innovadoras acá.