Un ojo curioso mira a través de un microscopio el movimiento de pequeñas bacterias sobre una placa. Pero el observador no es ningún científico ni la escena ocurre en un laboratorio: el microscopio se encuentra en el patio de un centro comunitario y lo utiliza una niña de seis años quien, junto con sus compañeros, aprende esta mañana sobre la importancia de la higiene para prevenir enfermedades. El encargado de darles la charla es Santiago, que llegó a Tucumán desde Buenos Aires en el marco del Proyecto Agua Segura.

En el centro comunitario “Unidos para triunfar” y con el dibujo de una gran gota azul en su remera, emblema de la iniciativa que, con apoyo de Coca-Cola, apuesta a ofrecer agua potable a chicos de escuelas rurales y organizaciones de la sociedad civil, Santiago entregó un filtro para purificar el agua del establecimiento y dio una capacitación sobre higiene. “La idea es que los chicos entiendan que tienen que cuidarse para también poder cuidar al otro”, resume, mientras una hilera de niños aguarda para poder observar en el microscopio las bacterias que extraen del agua del tanque del centro comunitario.

Nilda Flores, la encargada del centro, observa la emoción de los pequeños frente al filtro que, con forma de nave espacial y color azul vibrante, les garantiza agua segura. Algunas mamás, presentes entre el público, usan las instalaciones del centro para cocinar sus propias comidas. “Las mamás vienen, preparan los alimentos y se los llevan para comer en sus casas. Eso ayuda a la unión de la familia, al diálogo a la hora de comer”, explica Nilda. Y cuenta que para preparar platos como estofados, guisos, tartas de verdura y postres dependen de la calidad del agua, que muchas veces deben hervir antes de limpiar los alimentos o dárselas de beber a los chicos. “Las cañerías son viejas, de plomo, y como están deterioradas debemos usar el agua del tanque. De ahí la necesidad de purificarla”, agrega Nilda que, a pesar de esos contratiempos, ayuda a 166 personas.

Veinte instituciones beneficiadas

Santiago visitará en seis días 20 centros y escuelas tucumanas que carecen de acceso a agua potable. “La idea es que esto no termine acá –agrega–, que no quede nada más en el filtro que le damos al centro, sino que el mensaje llegue a los chicos y que ellos puedan replicarlo tanto entre sus compañeros como en sus familias”, reflexiona el representante de Agua Segura.

El segundo filtro del viaje es entregado en el Centro Integrador Comunitario “Vial III”, que también dispone de un comedor. La encargada, Nilda Salinas, recibe a Santiago con los brazos abiertos. Allí asisten a un total de 400 personas, entre adultos y niños, que acuden para practicar deportes, estudiar música, ir a clases de alfabetización o comer. Sólo en la parte del comedor atienden “100 personas”, según Nilda. Y cuenta que en los meses de verano la temperatura supera los 40 grados y el agua del tanque del que dependen se contamina. “El agua es lo más importante para nosotros. Trabajamos con niños y cocinamos para muchas personas. Necesitamos agua segura, especialmente  cuando hace mucho calor”, insiste.

Martín Romano, Técnico del programa Pro Huerta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y al Ministerio de Desarrollo Social, acompaña al equipo de Agua Segura. Es uno de los encargados de transportar los filtros que cumplen con los más altos estándares en protección sanitaria según la OMS, capaces de eliminar el 99,9% de las bacterias y virus presentes en el agua. “En los barrios cada vez hay menos cantidad de agua y a su vez ésta es de mala calidad”, señala. Y agrega que los filtros aportan una solución “económica y muy útil”.

Mientras Santiago recoge sus cosas para dirigirse al siguiente centro, resalta la importancia de contar con el apoyo de Coca-Cola, “que se ha convertido en una pieza clave para articular con otros actores, con otras instancias del Estado o con otras empresas. Es un actor súper importante en el mundo de la Responsabilidad Social Empresaria y a nosotros nos fortalece, y nos confirma que estamos yendo por el buen camino”, concluye.

Si querés saber cómo trabajamos junto a Agua Segura en escuelas de la provincia de Río Negro podés leer esta nota.

Si querés saber cómo trabajamos junto a Agua Segura en escuelas de la provincia de Entre Ríos podés leer esta nota.